Tratamientos para la tiña inguinal crónica

Escrito por charlotte johnson | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamientos para la tiña inguinal crónica
La tiña inguinal puede volverse crónica. (Beach Thong image by FotoWorx from Fotolia.com)

La tinea cruris es una patología fúngica conocida más comúnmente como tiña inguinal. Ésta aparece como una erupción que se extiende por las nalgas, la parte interior de los muslos y la zona genital. Afecta a hombres y mujeres, y si bien no es una patología grave, a menudo afecta a las personas en forma crónica. Las intervenciones que se pueden realizar para la tiña inguinal varían desde cambios en el estilo de vida hasta varios tipos de medicación.

Otras personas están leyendo

Prevención

El primer paso en el tratamiento de la tiña inguinal es la prevención. Utilizadas en conjunto con la medicación, estas medidas pueden ayudar a curar más rápidamente la tiña inguinal.

Practica una buena higiene personal, bañándote todos los días y cambiando tu ropa interior al menos una vez por día. Si eres atleta, puede ser necesario ducharte y cambiarte más seguido debido al sudor y la humedad que puede agravar la tiña inguinal. Mantén la zona genital, los muslos y las nalgas secos y protegidos, secándolos bien luego de la ducha y usando ropas que no friccionen ni irriten estas zonas. Puede ser de ayuda usar ropas sueltas, ya que no retienen la humedad cerca de la piel.

Medicamentos de venta libre

Puedes comprar medicamentos tópicos para la tiña inguinal en tu farmacia local. Vienen en forma de crema, polvo y espray. Algunos de estos medicamentos antifúngicos contienen terbinafina (Lamisil AT) y clotrimazol (Lotrimin AF). El clotrimazol pertenece a la categoría de los azoles, y la terbinafina al grupo de las alilaminas. Normalmente, las alilaminas son más costosas que los azoles, pero tienden a funcionar más rápidamente.

Medicamentos recetados

La tiña inguinal crónica puede no responder bien a los medicamentos de venta libre. Si esta patología no se va, consulta al médico para que te prescriba otros medicamentos más fuertes. Los medicamentos recetados tópicos contienen econazol (Spectazole) y oxiconazole (Oxistat). Los tratamientos orales contienen fluconazol (Difucan) y terbinafina (Lamisil). Tu médico también puede prescribirte un antibiótico para tratar cualquier infección subyacente que pueda estar limitando la efectividad de tu sistema inmunológico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles