Tratamientos para la vejiga neurogénica y la vejiga atónica

Escrito por lisa jenkins | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tratamientos para la vejiga neurogénica y la vejiga atónica
(Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La vejiga neurogénica y la vejiga atónica son dos enfermedades que pueden causar gran malestar y sufrimiento en el paciente. Afortunadamente, ambas tienen tratamiento.

Otras personas están leyendo

Identificación

La vejiga neurogénica es una enfermedad que implica una disminución en el funcionamiento de la vejiga a causa de daños en el sistema nervioso. La vejiga atónica o flácida a menudo tiene su origen en una vejiga neurógena. Esto ocurre cuando la vejiga se dilata y no puede vaciarse por completo.

Síntomas

Entre los síntomas se incluyen la incontinencia urinaria, el goteo del sistema urinario, la tensión y el dolor al orinar o la incapacidad de hacerlo. La frecuencia y la urgencia también son señales de alarma. Los síntomas de la vejiga atónica principalmente se refieren a la incapacidad de evacuar la vejiga del modo apropiado.

Diagnóstico

Debido a que el trastorno está relacionado con problemas en el sistema neurológico, los médicos pueden solicitar una radiografía de cráneo y columna vertebral junto con una electroencefalografía (EEG) para determinar la presencia de una disfunción cerebral. También es probable que se realicen ecografías de la vejiga y los uréteres y pruebas del funcionamiento de la vejiga que determinen la cantidad de líquido que puede almacenar y evacuar.

Tratamiento

Los médicos pueden recetar medicamentos para tratar la incontinencia o la hiperactividad de la vejiga y también antibióticos para prevenir una infección en el tracto urinario. El cateterismo es muy probable para tratar la vejiga atónica y una opción para la neurogénica. De ser necesaria, la cirugía es una opción en ambos casos.

Post-tratamiento

Se pueden solicitar radiografías, ecografías y pruebas de funcionamiento adicionales para controlar la enfermedad, ya que en la mayoría de los casos tiende a requerir atención permanente. El autocateterismo regular suele estar indicado para pacientes con vejiga atónica, mientras que también se puede intentar con otras técnicas que implican presionar la vejiga manualmente.

Potencial

Investigaciones actuales intentan determinar el efecto de las inyecciones de la toxina botulínica tipo A en el músculo que se ocupa de evacuar la vejiga (denominado músculo detrusor). BladderDisorders.info sostiene que los resultados son prometedores.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles