Cómo tratar las ampollas de agua

Escrito por ehow contributor | Traducido por nicolás arellano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar las ampollas de agua
Cúrate las ampollas y disfruta de llevar puesto lo que quieras. (skin image by Robert Kelly from Fotolia.com)

Aunque la mayoría de las veces no duelen, las ampollas con agua pueden resultar bastante molestas. Te pueden impedir realizar las actividades que más disfrutas o te molestarán cuando te quieras poner ese hermoso par de zapatos que tienes. Así que deshazte de ellas rápidamente y sigue estos pasos para tratarlas adecuadamente.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Entérate sobre cómo se forman las ampollas. A menudo se deben a una fricción constante y repetida contra una pequeña porción de piel, como las que suceden cuando sujetas un palo de golf o tomas una raqueta de tenis, manejas herramientas de jardinería o hay problemas con el tamaño de tus zapatos.

  2. 2

    Prevén la aparición de las ampollas haciendo unos sencillos cambios. Usa guantes para el jardín, el golf y el tenis. Asegúrate de que el mango de la raqueta sea del tamaño adecuado para ti. No uses zapatos que no te calcen bien; procura que no te importe cuán lindos se vean o cuán bien quedan para el evento al que quieras asistir.

  3. 3

    Trata la zona con cuidado una vez que la ampolla se haya formado. Limpia la piel sobre y alrededor de la herida, y cúbrela con una venda seca y esterilizada. Evita la fricción y mantente alejado de las actividades que pudieron haber provocado la aparición de las ampollas.

  4. 4

    Utiliza una almohadilla con forma redonda para proteger la ampolla si no puedes evitar la fricción. Haz un agujero del mismo tamaño de la ampolla en el centro y colócala sobre la piel, procurando que la zona afectada quede en el agujero del medio. De esta manera, será la almohadilla la que absorba la fricción.

  5. 5

    No te pinches la ampolla. Aunque es normal que te sientas tentado, no es una buena manera de tratar la ampolla de manera efectiva, ya que crea una abertura en la piel que posibilita la entrada de una infección. El fluido dentro de la ampolla se va solo y es reabsorbido por el organismo. Una vez que lo haces, no te saques la capa muerta de piel que quedó. Esa dermis es la que te protege de la infección y verás que se irá naturalmente.

Consejos y advertencias

  • Tanto las ampollas producidas por fricción como las que se deben a quemaduras necesitan el mismo tratamiento.
  • Siempre usa jabón o limpiador antiséptico cuando te trates cualquier tipo de herida.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles