Cómo tratar las ampollas

Escrito por jerry garner | Traducido por mike tazenda
Cómo tratar las ampollas

Ampolla explotada.

Las ampollas pueden ser algo más que sólo una irritación dolorosa. Si no las tratas, pueden infectarse y llevar a problemas mayores. Las ampollas normalmente se producen por fricción, especialmente en las palmas de las manos o detrás del talón del pie, aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo sometida a mucha fricción. Afortunadamente, a pesar de ser dolorosas, las ampollas son relativamente fáciles de tratar y cuidar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón anti-bacterial
  • Toalla suave
  • Ungüento antibacterial
  • Alcohol medicinal (en el peor de los casos)
  • Aguja o alfiler (en el peor de los casos)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Toma medidas preventivas. La mejor manera de tratar las ampollas es en primer lugar, evitando que se formen. Usa guantes cuando trabajes con tus manos, para asegurarte de que no se formen ampollas por fricción en tus palmas. Usa medias al caminar, con zapatos que tengan un calce adecuado. Si notas que tu calzado se desliza hacia arriba y abajo, coloca un vendaje en la parte trasera de tu talón para aportar acolchonamiento extra y protección contra la fricción.

  2. 2

    Mantén las ampollas limpias. En el desafortunado caso de que hayas desarrollado una ampolla, es importante mantener el área limpia para prevenir infecciones. usa una tela suave con agua y jabón antibacterial para lavar delicadamente la ampolla y el área circundante. Las ampollas son sensibles y puede ser doloroso limpiarlas, pero es importante hacerlo. Si se desarrolla una infección, será mucho más doloroso que limpiar tus ampollas inicialmente.

  3. 3

    Usa un ungüento antibacterial, como la neosporina para asegurarte de que la zona permanezca libre de bacterias. Coloca una pequeña cantidad en un hisopo de algodón o en la yema de tu dedo (luego de lavarte las manos con jabón antibacterial) y frota suavemente el ungüento sobre la ampolla y el área circundante. El ungüento protegerá profundamente la piel, como así también la superficie de la ampolla.

  4. 4

    Evita la actividad que pueda empeorar la ampolla. Si se ha formado una ampolla por trabajar en el jardin, pasear o cualquier otro tipo de actividad, es importante que no lo hagas hasta que la ampolla haya tenido tiempo de curar. Aunque no es siempre es posible, es lo mejor para prevenir que la ampolla reviente o empeore.

  5. 5

    Pincha la ampolla. Si a pesar de tus esfuerzos se forma una infección, o si la ampolla no mejora, puede ser necesario reventarla. Empapa una aguja o alfiler con alcohol medicinar por una hora para esterilizarlo. Luego limpia el área alrededor de la ampolla y usa la aguja para realizar un orificio horizontal en la base de la misma. Presiona suavemente con tus dedos para quitar el líquido del interior, y luego limpia nuevamente el área y aplica crema antibacterial.

Consejos y advertencias

  • Muchas personas aplican aceite de aloe vera fresco sobre la ampolla, además de la crema antibacterial.
  • Reventar una ampolla debe hacerse como último recurso, porque puede exponer el interior de la misma a las bacterias. Hazlo sólo si comienza a formarse pus en el interior.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media