Cómo tratar la anemia hipercrónica

Escrito por ann louise truschel | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar la anemia hipercrónica
La anemia hipercrónica es común entre la gente adulta mayor (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

La anemia hipercrónica es una condición en la que el recuento de glóbulos rojos es bajo, pero las células son anormalmente grandes y tienen cantidades anormales de hemoglobina, la proteína que le lleva oxígeno al cuerpo. Debido a que los tejidos y los órganos del cuerpo no reciben suficiente oxígeno, no trabajan como deberían. Puedes estar pálida, te puedes cansar fácilmente, tener problemas de concentración, dificultad respiratoria y experimentar problemas neurológicos. En los Estados Unidos, de la gente que tiene anemia, el 7% sufre de anemia hipercrónica. Es una condición común entre la gente adulta mayor, aunque también se puede dar en los niños.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Visita a tu médico para saber que es lo que te está causando la anemia hipercrónica. Las razones son varias, incluyendo una dieta pobre, anemia perniciosa, dificultad para absorber o almacenar los nutrientes de la comida, problemas en la producción de glóbulos rojos, trastornos gastrointestinales, daño en la función del hígado, embarazo, hipotiroidismo, leucemia, alcoholismo y problemas para mantener suficientes glóbulos rojos funcionando. Dile a tu médico los remedios que estás tomando. Una vez que sepa las causas de tu problema, lo podrá tratar mejor.

  2. 2

    Sigue las instrucciones de tu médico. Probablemente te hará tomar suplementos de vitamina B12 y ácido fólico inmediatamente porque generalmente este tipo de anemia se da cuando hay una deficiencia de los elementos mencionados. El tratamiento inmediato es importante para prevenir problemas neurológicos. Para comenzar recibirás una inyección de vitamina B12. Luego de un tiempo pasarás a la medicación oral, la que deberás tomar por el resto de tu vida. El ácido fólico se da en forma de pastillas.

  3. 3

    Hazte una transfusión de sangre. En el caso raro de que tu anemia sea muy severa o que esté en juego tu vida, necesitarás una transfusión de sangre.

  4. 4

    Ingiere una dieta con alto contenido de vitamina B12 y ácido fólico. Las fuentes del ácido fólico son los espárragos, el brócoli, la espinaca, la lechuga, los limones, los plátanos, los melones, el hígado y los hongos. Debes evitar cocinar demasiado la comida o cocinarla con mucha agua porque eso destruye el ácido fólico que tiene. Si eres vegetariana, tu médico incluirá productos lácteos y huevos en tu dieta para que ingieras suficiente vitamina B12.

  5. 5

    Consulta a un especialista. Si tu anemia no responde al tratamiento haz que te deriven a un especialista hematólogo, neurólogo o gastroenterólogo para que te haga más exámenes. Los niños que no respondan deben ser derivados a un pediatra especializado en problemas de nacimiento.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles