Cómo tratar los callos con limones

Escrito por carole ellis | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar los callos con limones
Los bultos en los dedos de los pies son callos. Pueden ser causados por zapatos demasiado apretados o por una presión desigual en el pie.

Los callos son áreas de piel engrosada que generalmente se produce en los pies. Generalmente se desarrollan en las zonas que experimentan una presión excesiva ya que constituyen una defensa natural del cuerpo. Sin embargo, si un callo crece demasiado, el cuerpo no lo reconocerá como propio y comenzará a atacarlo como si fuera un crecimiento extraño. Cuando esto sucede se infecta y se torna doloroso. Los remedios como los parches no distinguen entre la piel sana y la callosidad por lo que pueden ser muy peligrosos. También deberías evitar cortarlos ya que puede provocar un sangrado profuso y dejar cicatrices. La mejor forma de aliviar el dolor es comprar zapatos nuevos o no usar tacones tan a menudo. En este artículo, aprenderás cómo tratar los callos con limones para que se desinflamen e incluso desaparezcan.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un limón
  • Un cuchillo afilado
  • Cinta de papel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo tratar los callos con limones

  1. 1

    Corta una rodaja delgada de limón. Puedes hacerlo cortando el limón en cuartos y luego tomar una rodaja plana de ese cuarto.

  2. 2

    Envuelve el limón alrededor del callo. Debería cubrirlo por completo y además tocará partes de las zonas no afectadas del dedo o del pie.

  3. 3

    Envuelve la cinta alrededor del limón y del pie. La cinta no debe cortar la circulación pero debe mantener firmemente la rodaja de limón en su lugar. Cubre todo el limón para que no libere el jugo.

  4. 4

    Deja el limón sobre el pie durante toda la noche. Si así lo deseas, puedes usar una media para evitar que se corra la cinta.

  5. 5

    Lava el tratamiento de limón. Lava suavemente la zona del callo con agua tibia para quitar el jugo de limón. El pie debería estar menos adolorido y con el tiempo así como con los cambios adecuados en el calzado debería disminuir e incluso desaparecer.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles