Salud

Cómo tratar la costocondritis

Escrito por contributing writer

Básicamente, la costocondritis es una condición que causa inflamación de los huesos y los cartílagos de la pared del tórax, principalmente en la zona que rodea al esternón. La inflamación se produce en el cartílago que conecta las costillas con el esternón. No se conocen todas las causas de esta enfermedad, pero hay algunas que sí. Una es la consecuencia de un accidente de automóvil, en el cual el tórax de la persona golpea el volante y se lastima las costillas y el esternón. Una segunda causa es el uso exagerado y repetido del área al hacer deportes, como es el caso de quienes practican remo. A veces una infección de las áreas respiratorias superiores pueden causar costocondritis, especialmente por la tos repetitiva durante la enfermedad. Este artículo analizará métodos para tratar y manejar la costocondritis.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Ibuprofeno
  • Analgésicos (opcional)
  • Compresa de hielo y/o compresa de calor

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Cómo determinar si sufres de costocondritis

  1. 1

    Si tienes dolor en el pecho, especialmente por una exageración en la práctica de deportes o por un accidente de automóvil, el primer paso consiste en que te revise un médico. Si te lastimaste en un accidente, puede que una ambulancia te lleve al hospital. Primero querrás que un médico te examine para determinar si tienes costocondritis.

  2. 2

    Es posible que lo primero que haga el médico sea tomarte una radiografía para determinar si tienes una costilla fracturada o una fractura esternal. Esta última puede producir un dolor similar a la costocondritis, ya que la fuente del dolor es el área que rodea al esternón. Podría ser que tengas una costilla rota y costocondritis.

  3. 3

    Después de haberte tomado la radiografía, el médico te hará preguntas para determinar la causa del dolor que estás sintiendo en el pecho. Si sientes un dolor agudo directamente sobre el esternón o hacia su derecha o su izquierda, puede que tengas costocondritis. Puede que nunca sepas a ciencia cierta si la culpa la tiene la costocondritis, ya que el daño muscular podría causar un dolor similar. Sin embargo, si tienes inflamación además del dolor en el área esternal, lo más probable es que sea costocondritis.

  4. 4

    El médico podría decidir diagnosticar y tratar la costocondritis sin saberlo con total seguridad. Sin embargo, para obtener un diagnóstico específico cuando la radiografía no mostró una fractura, se requeriría una tomografía computada o una resonancia magnética. Cualquiera de estos estudios pueden mostrar una rotura o un desgarro en un músculo que podría significar algo más como causa del dolor o potencialmente mostrar un edema (hinchazón) en el esternón mismo, indicando la presencia de costocondritis.

  5. 5

    Verifica tú mismo las indicaciones. La primera, como ya ha sido mencionado, es el dolor localizado en determinada área sobre el esternón que duele enormemente cuando se la toca. Otras indicaciones incluirían un aumento en el dolor cuando respiras profundamente y más dolor a lo largo del esternón cuando usas los músculos que se conectan con el esternón.

    Cómo tratar la costocondritis

  1. 1

    Reposa. La causa de la costocondritis es un uso exagerado o trauma, así que lo mejor que puedes hacer es no usar los músculos y articulaciones que rodean al esternón y darles la oportunidad de curarse. Moverte lo menos posible al principio ayudará a que comience el período de recuperación.

  2. 2

    Es obligatorio el uso de ibuprofeno o de otro antiinflamatorio. Debes reducir la inflamación que está causando la condición y el dolor. Lo más probable es que el médico te prescriba inicialmente 800 mg 3 veces por día, quizás reduciendo a 400 mg de 2 a 3 veces por día a medida que el dolor comienza a remitir.

  3. 3

    Por lo general en los casos de costocondritis se prescriben analgésicos, especialmente si se debe a una lesión. Es posible que te den un analgésico narcótico que tenga paracetamol. Sin embargo, debes saber que si tomas analgésicos, no sabrás que estás irritando la zona con determinados ejercicios y movimientos.

  4. 4

    Aplica hielo o calor en la zona esternal, dependiendo de cuál te hace mejor. A algunas personas el calor les incrementa el dolor, mientras que a otras les hace bien. El hielo puede ser muy frío aplicado en el pecho, pero puede ayudar a la inflamación.

  5. 5

    En términos generales, debe evitarse el ejercicio que causó la costocondritis (si se trata de una lesión deportiva), así como también todo tipo de ejercicio que irrite la zona. Sin embargo, se debe aumentar gradualmente el movimiento en el área para promover una lenta sanación. La fisioterapia puede recomendar que se realicen algunos tipos de ejercicios específicos. La experiencia ha demostrado que el tratamiento con ultrasonido sobre el área superior del esternón ayuda a relajar las articulaciones y los cartílagos y permite una mejor cura.

  6. 6

    El dolor de la costocondritis durará por lo menos de 1 a 2 meses y a veces hasta 6 meses. Luego de este lapso, la mayor parte del dolor deberá remitir. Sin embargo, si hay otras lesiones asociadas, como una fractura esternal, golpes en los huesos y dolores musculares, el dolor generalizado podría durar hasta un años o más, especialmente si la lesión fue fuerte. La calidad del cuidado también puede determinar la duración del periodo de recuperación.

Consejos y advertencias

  • Puede que sea útil que investigues un poco sobre la costocondritis y sus condiciones relacionadas, para que cuando visites al médico, puedas formular preguntas más específicas y ayudarlo a llegar a un diagnóstico más preciso.
  • La costocondritis necesita el alivio del uso exagerado/la lesión del área esternal. Evita todo tipo de movimiento o ejercicio que exacerbe la zona afectada.
  • Con frecuencia, la costocondritis es difícil de diagnosticar. Esto se debe a que muchos médicos no están familiarizados con la condición y a que hay otras causas de dolor en el pecho que son difíciles de distinguir de la primera.
  • Un mal diagnóstico podría provenir de la confusión con una distensión o esguince muscular, o con el hecho de que simplemente los huesos y el cartílago tengan hematomas.
  • Puede que tengas otros problemas relacionados con la zona, de manera que también deben verificarse otras cosas para proporcionar un cuidado correcto, como por ejemplo una costilla rota o una fractura esternal y/o hematomas en los huesos y una distensión o un esguince.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media