Cómo tratar una distensión de los músculos de la ingle

Escrito por chantel alise
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar una distensión de los músculos de la ingle
(Ice image by vilarcampos from Fotolia.com)

Los atletas están acostumbrados a las distensiones de los músculos de la ingle. Cualquiera que sea el deporte que practiquen, los estiramientos o los movimientos bruscos pueden dar como resultado esta dolorosa lesión. A menudo, se le da más importancia a los músculos abdominales puesto que conforman la fuerza central del cuerpo, y rara vez se le presta el mismo tipo de atención a los abductores, que incluyen los músculos de la parte interna de los muslos y los de la ingle. Por esta razón, la gente no está al tanto de qué hacer cuando sufren una distensión en uno de estos músculos. El tratamiento, sin embargo, no es tan complicado una vez que te ocupas del área lesionada.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hielo
  • Compresas de calor
  • Medicamentos antiinflamatorios

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Interrumpe la actividad que te produjo la distensión muscular, por lo menos, temporalmente. Las distensiones leves requieren simplemente la reducción o limitación de la actividad causante de la lesión hasta que el dolor desaparece. Deja que el dolor sea tu guía. Si te duele, es porque el cuerpo te está diciendo: “No hagas esto”. Escúchalo.

  2. 2

    Relájate. Siéntate o acuéstate, lo que te resulte más cómodo. Siempre que el cuerpo se lastima, necesita un poco de tiempo para sanar, así que tómatelo con calma y deja que el proceso curativo comience.

  3. 3

    Coloca hielo sobre el área inflamada para ayudar a calmarla. Esto funciona mejor si lo aplicas dentro de las primeras 24 horas. Después de pasadas 72 horas, el hielo no te servirá de mucho. Enfría la zona durante 15 o 20 minutos, varias veces al día.

  4. 4

    Toma medicamentos antiinflamatorios, como aspirinas, ibuprofeno o cualquier otro que te recomiende o recete tu médico. Consulta con él antes de tomar cualquier medicina.

  5. 5

    Limita las actividades físicas cansadoras. Si sufres una distensión muscular leve, puede que la restricción de la actividad física sea todo lo que necesitas para comenzar a sentirte mejor en unos pocos días.

  6. 6

    Haz una cita con tu médico si la distensión en la ingle no parece estar sanando o si empeora y se vuelve más dolorosa. Pídele algún relajante muscular. Si es adecuado para tu condición, el médico te recetará este tipo de medicamento para evitar que la distensión se vuelva más dolorosa.

  7. 7

    Comienza a hacer ejercicios de estiramiento suaves cuando el músculo comience a sanar o cuando te lo sugiera el médico. Sin embargo, ten cuidado, pues demasiada ejercitación o la elección de un ejercicio inadecuado podría tensionar aún más el músculo. Calentar la zona lesionada antes de comenzar los ejercicios puede ayudar.

  8. 8

    Prueba con terapia física estructurada. Siempre es mejor ejercitar el músculo siguiendo las indicaciones de alguien que tenga experiencia en esta área. Un terapeuta físico puede desarrollar un programa que evitará que el músculo se vuelva a lesionar, además de una guía para fortalecerlo y así evitar futuras lesiones.

Consejos y advertencias

  • Enfría la zona después de que se produzca la distensión y caliéntala antes de usar nuevamente el músculo lesionado.
  • Toma únicamente los medicamentos que te recete el médico. No tomes más dosis de las recomendadas ni más remedios que los recetados, y tampoco te saltees dosis sin la autorización del médico.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles