Salud

Cómo tratar el dolor que irradia en el cuello

Escrito por wirnani garner | Traducido por ehow contributor
Cómo tratar el dolor que irradia en el cuello

Creative Commons License, by: Andrew Ciscel, copyright Feb. 2007

La columna cervical está compuesta por vértebras que se extienden desde la base del cráneo hasta la parte superior del torso. Los ligamentos que la rodean y los músculos son los que proporcionan la estabilidad y el movimiento. Sin embargo, el fuerte apoyo de estas estructuras es aún incapaz de detener la susceptibilidad del cuello a las lesiones. Una de las lesiones existentes en esta área es el "nervio comprimido", que puede deberse a daños en los discos, los músculos tensos o los depósitos óseos. Causa dolor ya sea agudo o crónico y un dolor lacerante recurrente que se irradia desde la base del cuello al cuero cabelludo y hasta los hombros, brazos y dedos. Esto se acompaña generalmente con dolores de cabeza, mareos, rigidez en los músculos alrededor del cuello y sensación de hormigueo o entumecimiento, lo cual disminuye el rango total de movimiento y la movilidad de las personas. Para tratar este tipo de dolor agonizante del cuello, aplica los siguientes pasos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. 1

    Aplica calor sobre la zona afectada. Coloca una toalla tibia sobre tu cuello para relajar los músculos y aliviar el dolor cervical.

  2. 2

    Realiza un suave masaje en los músculos del cuello con aceite o alguna crema de mentol. Asegúrate de hacer un masaje a lo largo de la zona lateral y no directamente sobre la columna vertebral.

  3. 3

    Programa un tratamiento quiropráctico. Esto es excelente para la manipulación manual y el ajuste específico de la columna cervical.

  4. 4

    La aplicación de la acupresión y la acupuntura, son beneficiosas para aliviar el dolor y también para la relajación de los músculos de tu cuello.

  5. 5

    Establece una sesión con un fisioterapeuta para la tracción manual. Esto abrirá el agujero del cuello cervical, lo que ayuda a calmar el dolor.

  6. 6

    Obtén mucho descanso y usa un collar cervical para permitir que tus músculos se relajen y recuperen.

  1. 1

    Empieza parado o sentado cómodamente, con el cuello en posición neutral. Mete tu barbilla al pecho y sostén tu cabeza con tus manos. Inhala a medida que flexionas lentamente tu cuello un poco más hasta que estés mirando hacia abajo en el suelo. Siente el estiramiento en la parte posterior de tu cuello y sosténlo durante cinco segundos. Exhala mientras vuelves a la posición neutral y te relajas. Repite de 5 a 10 veces o como sea tolerado.

  2. 2

    De pie o sentado, dirige tu barbilla a tu pecho e inhala suavemente a medida que giras a la derecha. Mantén el estiramiento durante 5 a 10 segundos. Luego exhala mientras te relajas, gira tu cabeza de nuevo al centro y tu cuello en una posición neutral. Realiza el mismo procedimiento sobre el lado izquierdo. Repite 10 veces.

  3. 3

    Comienza de pie o sentado con el cuello en posición neutral. Flexiona ligeramente tu cabeza hacia la derecha (con la cara aún de frente), manténla por 10 segundos y lleva tu cabeza de nuevo al centro. Realiza el mismo procedimiento sobre el lado izquierdo. Repite 5 a 10 veces. Puedes seguir el estiramiento, mediante la colocación de tu mano derecha en la parte superior de tu cabeza y la mano izquierda en la parte superior de tu hombro izquierdo. Cuidadosamente empuja tu cabeza hacia la derecha, mientras que tu mano izquierda empuja tu hombro izquierdo más abajo. Mantén este estiramiento durante 10 segundos, luego, lleva la cabeza de nuevo al frente y relájate.

  4. 4

    De pie o sentado y el cuello en posición neutral, poco a poco eleva tus hombros tan alto como puedas. Sosténlos durante 10 segundos y relaja. Repite 10 veces.

  1. 1

    Para reducir el dolor, la irritación e inflamación de la zona del cuello, toma algunos fármacos no esteroides antiinflamatorios (AINE).

  2. 2

    Toma relajantes musculares para la rigidez grave de los músculos cervicales.

  3. 3

    El dolor crónico del cuello puede ser deprimente, por lo que tomar algunos antidepresivos puede resultar útil.

Consejos y advertencias

  • Si el dolor royendo desde el cuello hasta los brazos, todavía está presente después de 6 a 12 semanas, visita al médico de inmediato. Este caso puede tener necesidad de tratamiento quirúrgico.
  • No realices ejercicios sin ningún consejo de tu fisiatra o fisioterapeuta.
  • No apliques tracción manual sin la supervisión de un fisioterapeuta.
  • Nunca tomes ningún medicamento sin órdenes de los médicos.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media