Cómo tratar un edema de la médula ósea de rodilla

12
Ha sido de ayuda

El edema de la médula ósea de rodilla es una extraña afección cuyos síntomas principales son el dolor en los huesos y en las articulaciones. El dolor ocurre durante el descanso y cuando hay tensión, produciéndose su resolución espontánea en 6 a 12 meses, lo que significa que los síntomas se disipan y desaparecen espontáneamente dentro de ese plazo. Sin embargo, existen dos métodos de tratamiento: la terapia conservadora y la cirugía.

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Se sabe que el edema de la médula ósea es una enfermedad poco frecuente que se observa a través de imágenes de resonancia magnética. El EMO se caracteriza por migrar entre diferentes articulaciones y el dolor intenso tiene lugar tanto en reposo como cuando hay tensión. El EMO ocurre de manera espontánea, sin trauma, y puede desaparecer por sí solo en un plazo de 6 a 12 meses.

Paso 2

Se conocen dos opciones de tratamiento para esta condición. El primer método es conservador y consiste en la reducción de las actividades que impliquen soporte de peso y en el uso de analgésicos y antiinflamatorios. Este tratamiento tiende a ser efectivo pero puede tomar entre seis meses a un año para que el dolor y los síntomas desaparezcan.

Paso 3

Decide si la cirugía es necesaria en función de la eficacia del tratamiento conservador. En caso de que los síntomas no se disipen o incluso se agraven, la cirugía puede ser una opción para obtener alivio. La cirugía de EMO implica la descompresión del núcleo. Se realiza un pequeño orificio en la rodilla para aliviar la presión, facilitar un nuevo crecimiento y aumentar el flujo sanguíneo a la zona.

Consejos y advertencias

  • Esta condición es poco común y los síntomas son intensos aunque no ponen en riesgo la vida y, finalmente, se disipan con el tiempo. Por lo tanto, la cirugía puede no ser un estilo de vida sino una solución.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente