Cómo tratar las enfermedades en las hojas de la gardenia

5
Ha sido de ayuda

Las gardenias son pequeños arbustos resistentes de jardín que tienen hojas verdes brillantes y flores muy fragantes. Las plantas se cultivan con mayor frecuencia en climas cálidos, ya que tienen poca tolerancia al frío y requisitos exigentes. Las gardenias a menudo son víctimas de diversas enfermedades, entre ellas la pudrición de la raíz y problemas de las hojas. Las hojas de las gardenias a veces se vuelven amarillas debido a la deficiencia de hierro en el suelo, a las malas prácticas de cuidado o porque el pH del suelo es demasiado alcalino. Una vez que estas condiciones se corrigen, los problemas persistentes de la hoja pueden ser causados por enfermedades como la fumagina y el mildiu polvoroso. Estos son problemas de hongos frecuentes en los cultivos de gardenia. La mancha foliar bacteriana también es común y produce manchas de color marrón con halos amarillos. El control de cualquiera de estas enfermedades es esencial para la salud de la planta.

Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Rocía un jabón insecticida en el follaje y los tallos para evitar la fumagina controlando plagas de insectos que la causan. Los pulgones, las cochinillas y las moscas blancas excretan melaza que atrae a la fumagina. Rocía a la primera señal de plagas y luego cada dos o tres días hasta que el problema haya desaparecido.

Paso 2

Rocía las hojas para eliminar las plagas de forma natural. Los insectos de cuerpo blando son fáciles de enjuagar. Coloca la planta donde pueda secarse rápidamente para evitar que se adquieran otras enfermedades fúngicas causadas por la humedad que se sienta en las hojas.

Paso 3

Riega desde la parte inferior para evitar la formación de mildiu polvoroso. Esto ocurre cuando las temperaturas son cálidas pero las hojas permanecen húmedas. Riega en la mañana para que la planta se seque rápidamente.

Paso 4

Usa un aerosol fungicida a la primera señal de manchas de agua en las hojas. Estas son lesiones negras o marrones en las hojas rodeadas por un halo e indican una enfermedad fúngica. Rocía el follaje cada semana mientras la condición persista, y quita las hojas infectadas para impedir la propagación de la enfermedad.

Paso 5

Corta las hojas y los tallos infectados que tengan llagas o manchas donde el tejido de la planta esté carcomido. Esta es una enfermedad muy contagiosa, y cada vez que utilices las tijeras podadoras u otras herramientas, deberás limpiarlas con un hisopo humedecido en alcohol.

Referencias

Comentarios

Más reciente