Cómo tratar heridas maceradas

Escrito por jason gillikin | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Una herida macerada es una lesión acompañada de piel blanda, blanca y en deterioro alrededor del sitio de la lesión original. La maceración ocurre cuando hay mucha humedad atrapada entre la herida y la venda; a veces la exudación (filtración de los residuos biológicos de la herida) escapa y queda atrapada debajo del vendaje y a veces la misma herida se vuelve excesivamente húmeda. La maceración hace más dificultosa la curación, por lo cual debería ser tratada cuidadosamente.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Aerosol anestésico/antiséptico o ungüento
  • Gasa esterilizada
  • Una jeringa
  • Agua destilada o esterilizada
  • Vendas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Quita los vendajes viejos de la herida e inspecciona para detectar signos de maceración. La piel en descomposición, la putrefacción y los malos olores son signos de infección que deberían ser evaluados y tratados por un profesional médico. Los tejidos ligeramente macerados pueden tratarse en casa si la condición del paciente no empeora.

  2. 2

    Limpia cualquier exceso de fluido en la zona de la herida usando gasas estériles. Revisa la herida para ver si tiene exudado y quita la mayor cantidad que puedas con la gasa.

  3. 3

    Irriga una herida que esté llena de pus o de otro exudado. Usa una jeringa limpia con agua estéril para eliminar cualquier residuo de la herida, y luego toma una gasa estéril para absorber el agua. 2 onzas o menos de agua serán suficientes para la mayoría de las heridas.

  4. 4

    Trata la herida con una crema o aerosol antiséptico o anestésico. Bacitracin o Neosporin son buenas elecciones. Una o dos gotas de crema o un par de bombeos del rociador serán suficientes; el objetivo es cubrir la herida, no sofocarla. Asegúrate de que la herida esté húmeda pero no mojada.

  5. 5

    Venda nuevamente tu herida usando una venda que sea transpirable.

  6. 6

    Verifica la herida cada cuatro horas. Reemplaza la venda, absorbe cualquier exudado nuevo y controla el progreso de la maceración. Si el estado de la herida se deteriora, busca asistencia médica.

Consejos y advertencias

  • Si la herida se macera, incluso sin exudado, el problema es generalmente que la lesión se humedeció y la venda no se cambió de manera adecuada. No hay ninguna razón, además de un cuidado inadecuado, para que un corte sin o con poco exudado se macere. Mantén la herida húmeda sin que esté mojada y cambia los vendajes luego de la inmersión en agua para evitar la contaminación.
  • La maceración es un serio obstáculo para la curación de las heridas y aumenta significativamente las posibilidades de infección. Controla la herida cuidadosamente y verifica la temperatura del paciente para identificar signos de infección sistémica. Es probable que las heridas maceradas se dañen con lesiones secundarias causadas por la fricción, así que si la herida está en un punto de irritación, toma precauciones de más para protegerla, como el uso de piel de topo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles