Cómo tratar con hermanos enfadados y arrogantes

Escrito por elizabeth (lisa)thompson | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar con hermanos enfadados y arrogantes
El conflicto entre hermanos puede crear estrés familiar. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

Los conflictos entre hermanos pueden crear dificultades familiares y discordancias. Algunos hermanos describen sus relaciones como distantes o conflictivas. No se comunican ni se ponen de acuerdo, tienen poco en común y pasan juntos un tiempo mínimo. Mucha gente busca formas de evitar estas dolorosas interacciones a todo coste. Los hermanos enfadados y arrogantes suponen un reto en todo contigo, especialmente cuando necesitas interactuar con ellos. Hay varios pasos que te ayudarán a tratar estas relaciones dificultosas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Escucha las razones verbales y busca pistas no verbales para descubrir la raíz del problema. Podrían ser una variedad de razones, como inseguridad, celos, necesidad de sentirse superior en cierto área, comportamiento de búsqueda de atención, falta de habilidades sociales o actitud egocéntrica. Puede tener una percepción de "tener derecho" y sentir que merece actuar de este modo. A menudo, la raíz de la ira y la arrogancia se basan en el rechazo y en la necesidad de aceptación.

  2. 2

    Señala ejemplos específicos del comportamiento de tu hermano. Esto le dará un contexto en el que examinar sus acciones. Puede no darse cuenta de su ira o su arrogancia. Di algo como "Estoy seguro de que no era tu intención, pero me has vuelto a interrumpir". Exprésate amablemente y mantén el tono de tu voz para que no resulte amenazante.

  3. 3

    Da ejemplos específicos de las reacciones de otros. Pregunta a tu hermano cómo se sentiría si fuera tratado como él trata a otros. Señala las reacciones no verbales de otros en su lenguaje corporal, como poner los ojos en blanco o cambiar de tema.

  4. 4

    Responde con palabras calmadas y bondad. Si alimentas su ira, agravarás la situación. Puedes decir lo que piensas, pero sin dejar que las emociones te superen.

  5. 5

    Dale tiempo para calmarse si es necesario. Quizás necesites apartarte de la conversación y continuar en otro momento. Di algo como "Sé que estás enfadado. Tómate algo de tiempo para recomponerte y podemos hablar más pronto".

  6. 6

    Habla y sugiere acciones alternativas para tratar el comportamiento destructivo. No puedes ignorar a tu hermano, que te deja un bombardeo de palabras hirientes o insultos, que destruye cosas o que quiere herirte a ti o a otros. Pide ayuda externa si lo necesitas.

  7. 7

    Expresa tus sentimientos usando mensajes de "yo". Esto le hará saber cómo te sientes. Dile "Siento (nombra emociones) cuando tú (nombra acciones) porque (nombra razones)". Un ejemplo más específico es "Me siento herido y frustrado cuando gritas y estás airado porque no me merezco estar en medio de ese comportamiento negativo".

Consejos y advertencias

  • Conoce los límites de lo que puedes manejar. Demasiada arrogancia y una ira especial pueden significar serios problemas emocionales. Reaccionar en exceso, la venganza, la violencia y el retiro pueden ser signos de que un profesional debe intervenir.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles