Cómo tratar con un jefe que te habla con tono ofensivo

Escrito por david stewart | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar con un jefe que te habla con tono ofensivo
Transforma tu experiencia con un jefe mal educado en una oportunidad de aprendizaje. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Tener un jefe ofensivo que te menosprecia siempre que tiene la oportunidad puede llegar a ser en realidad una ventaja, para que puedas aprender a enfrentar la situación de manera profesional. Desde el uso de estrategias sutiles a otras más directas, existen diferentes maneras de enfrentar esta situación y lograr hacer tu trabajo sin arruinar tu reputación. Aprender a tratar con un jefe mal educado también te ayuda, de forma indirecta, a desarrollar el autocontrol y las habilidades de gestión, entre otras, que son fundamentales para tener éxito en el mundo laboral.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Reacciona de manera profesional a las palabras ofensivas de tu jefe. Evita las expresiones en el rostro, mantén la voz calma y di algo como "Si bien acepto que su vocabulario es extenso, creo que deberíamos probar el enfoque civilizado de sentarnos y debatir para lograr hacer este trabajo". Si bien puede ser muy difícil reaccionar de forma relajada ante un insulto, tu comportamiento creará una buena impresión en cualquier empleado que se encuentre presente o incluso aquellas personas que ocupan rangos más altos, si se enteran acerca del incidente.

  2. 2

    Limita las oportunidades de que tu jefe te denigre. Realiza tu trabajo de la mejor manera posible. Vístete de manera adecuada y compórtate con profesionalidad con tus colegas, mantente actualizado con los últimos descubrimientos que surjan en la materia y desarrolla la reputación general de un empleado inteligente y astuto. Informa a tu jefe sobre tu trabajo y tus planes de forma periódica, si es una persona a la que no le gusta que la dejen afuera.

  3. 3

    Conserva los correos electrónicos, las circulares y cualquier otra pieza de correspondencia que recibas de tus colegas o jefes de otros departamentos elogiando tu trabajo o tus habilidades. Guarda una copia en tu computadora personal, de ser posible, a fin de tener registros de ello, continúes o no trabajando en la compañía. Documenta los detalles específicos que hicieron que ganaras estos elogios; por ejemplo, en lugar de decir "Me homenajearon por tener el mejor desempeño", puedes decir "Mi desempeño este mes atravesó los estándares del sector sobre resoluciones inmediatas, y este premio ha sido un reconocimiento de ese logro".

  4. 4

    Utiliza los datos que recolectaste sobre tu rendimiento la próxima vez que tu jefe te denigre. Muéstrale las pruebas y niega sus acusaciones. Dile que son equivocadas considerando las pruebas o enfrenta la situación de forma diplomática, permaneciendo en silencio y dejando que los hechos hablen por sí solos.

  5. 5

    Documenta todos y cada uno de los incidentes en los que tu jefe se comporte de manera inadecuada contigo. Lleva un diario donde escribas simplemente los hechos relacionadas con los incidentes; deja a un lado las opiniones personales. Explica en tus notas si estos incidentes afectaron tu desempeño en el trabajo y por qué. Utiliza este proceso de escritura para aliviar el estrés, así como para recolectar pruebas contra tu jefe, en caso de que decidas renunciar al trabajo en el futuro.

  6. 6

    Conoce a los empleados y supervisores de otros sectores. Desarrolla vínculos dentro y fuera de la organización a fin de tener personas que te ayuden si decides renunciar.

  7. 7

    Si ya no puedes tolerar más los maltratos de tu jefe, comienza a buscar un nuevo empleo (ver sección Referencias 2). Considera a tu futuro empleador como un factor determinante en tus futuras búsquedas laborales, a fin de evitar experiencias similares. Averigua si conoces a alguna persona que trabaje en la organización y ponte en contacto con él para averiguar sobre tu posible jefe.

  8. 8

    Explícale el comportamiento de tu jefe a su jefe, el departamento de RR HH o alguna otra persona de mayor jerarquía antes de renunciar. Utiliza los documentos que demuestren el comportamiento de tu jefe para avalar tus declaraciones. Espera acciones positivas si la compañía sostiene que los jefes con estas características son tóxicos para el ambiente de trabajo. Sin embargo, en algunas ocasiones, la compañía te etiquetará como un quejoso. Recuerda no escribir el nombre de tu jefe como referencia en tu currículo, en cambio, incluye a algún colega que sepa sobre tu desempeño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles