Cómo tratar lesiones diabéticas

Escrito por sandra ketcham | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Las personas diabéticas se encuentran ante un alto riesgo de lesiones complicadas en la piel y en los pies, debido a la asociación entre diabetes y neuropatía, la cual consiste en una reducida o completa falta de sensibilidad en las extremidades. La ubicación más común de las lesiones diabéticas es en los pies. De acuerdo con la Asociación Médica Podiátrica Estadounidense, aproximadamente el 15% de los diabéticos desarrollan úlceras en esta zona; y la diabetes es la causa más común de amputación de las extremidades inferiores no provocada por trauma en estadounidenses. El tratamiento de las lesiones diabéticas es prolongado y complicado, y muchas veces requiere hospitalización.

Nivel de dificultad:
Difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Apósitos médicos estériles
  • Ungüento antibiótico triple tópico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Regula tu diabetes tomando la medicación y alimentándote en forma adecuada para mantener tus niveles de glucosa en sangre bajo control, y dentro de un rango manejable. La Clínica Mayo advierte que los diabéticos tienen una tendencia significativa a desarrollar complicaciones serias a partir de heridas menores en la piel, a diferencia de las personas no diabéticas.

  2. 2

    Mantén tu lesión cubierta para prevenir infecciones, y evitar la contaminación. Cambia tus apósitos con frecuencia, y conserva la humedad en el área afectada en todo momento. Si tu médico prescribe medicaciones tópicas, aplícalas cada vez que cambies los apósitos.

  3. 3

    Debes prevenir la infección manteniendo la herida limpia. Si la lesión ya está infectada, te prescribirán un tratamiento con antibióticos. Las infecciones severas o aquellas que no responden al tratamiento con antibióticos en casa pueden requerir cuidados en un establecimiento hospitalario.

  4. 4

    Usa calzado especial, aparatos ortopédicos o yesos; o utiliza un bastón o una silla de ruedas si la lesión está en tu pie. La Asociación Médica Podiátrica Estadounidense establece que las úlceras diabéticas en las plantas de los pies son difíciles de tratar, y que evitar estar de pie el mayor tiempo posible es esencial para la curación.

  5. 5

    Visita a tu médico para el desbridamiento de la herida infectada, un procedimiento quirúrgico que incluye la remoción del tejido y la piel muerta. Habitualmente, se envía una muestra del tejido removido para su examen, con el fin de determinar qué hongos o bacterias son responsables de tu infección.

  6. 6

    Utiliza productos específicamente diseñados para tratar úlceras de piel y de pie, tales como factores de crecimiento y sustitutos de piel. Estos son muy efectivos para disminuir el riesgo de infección y aceleran la curación, de acuerdo con la Asociación Médica Podiátrica Estadounidense.

  7. 7

    Usa zapatos de buen calce y medias todos los días, y evita el calzado apretado y los zapatos de tacón alto. Jamás camines descalzo, y no expongas tus pies a temperaturas extremas, tales como arena caliente y suelos congelados.

  8. 8

    Inspecciona tus pies a diario para buscar signos de úlceras y otras heridas, infecciones, grietas, moretones o ampollas. Revisa entre cada dedo, y en la planta de ambos pies. La identificación y el tratamiento tempranos son importantes para el cuidado de las lesiones diabéticas. Aún el corte más pequeño deberá ser comunicado a tu médico, de acuerdo a la Academia Estadounidense de Médicos de Familia.

  9. 9

    Evita utilizar remedios caseros para tratar tu lesión, a menos que sean aprobados por tu médico. La Academia Estadounidense de Médicos de Familia advierte acerca del peligro que representan las duchas y baños de inmersión calientes, las almohadillas térmicas y el uso de peróxido de hidrógeno, astringentes y iodo para el cuidado de las lesiones. La limpieza suave con agua y jabón, y la aplicación de antibióticos tópicos constituyen el tratamiento domiciliario adecuado para lesiones menores sin complicaciones.

  10. 10

    Reduce tus factores de riesgo para complicaciones y futuras lesiones. La neuropatía, la circulación deficiente, el uso de calzado inapropiado, la falta de control del azúcar en sangre y la presencia de deformidades en el pie, todo esto incrementa tu riesgo de lesiones serias e infecciones. Fumar, beber alcohol, y los niveles altos de colesterol también lo incrementan.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles