Cómo tratar la mala circulación sanguínea

Escrito por nicole langton | Traducido por contributing writer

Una buena circulación sanguínea es fundamental para mantener el oxígeno, los nutrientes y los fluidos vitales que circulan a través de nuestro cuerpo. Si la circulación presenta dificultades, las heridas se curan lentamente y las manos y pies se enfrían con facilidad. Para aquellas personas que padecen diabetes, neuropatía, arterosclerosis y otras condiciones que obstaculizan la correcta circulación, mantener una buena fluidez de la sangre es esencial para evitar problemas crónicos en sus manos y pies. Para mantener una mejor salud en general, aprende cómo tratar la mala circulación de la sangre con ejercicios adecuados, una mejor dieta y masajes.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Pimienta de Cayena
  • Jengibre
  • Ajo
  • Multivitaminas
  • Suplementos alimenticios de majuelo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ejercitate para fortalecer tu sistema circulatorio y estimular la circulación sanguínea de tus extremidades. Si tu salud te lo permite, practica al menos 30 minutos diarios de ejercicios aeróbicos. Estos pueden ser: correr,caminar a paso ligero, bailar, nadar o ejercitar en una trotadora, una bicicleta estática, elíptica u otro tipo de máquina que haga trabajar tu corazón. Si es que permaneces sentado o parado durante periodos largos, sé activo por algunos minutos cada hora para que tus manos y pies reciban sangre. Puedes mover tus brazos, pedalear con tus piernas, correr en un lugar fijo o saltar moviendo pies y brazos.

  2. 2

    Masajea tus brazos, manos, piernas y pies con energía para incrementar la fluidez de la sangre. Día por medio, usa tus manos para frotar cada extremidad hasta sentirla caliente. En el caso de que tengas una piel sensible, aplica aceite para masajes o polvo para bebés antes de masajear. Para obtener mejores resultados, toma un baño caliente o remoja tus manos y pies en agua caliente, sécate completamente y luego masajeas.

  3. 3

    Reduce la ingesta de comida que pueda disminuir el funcionamiento de tu circulación. El exceso de sal y azúcar daña los vasos sanguíneos, lo que perjudica el riego. El consumo en exceso de grasas saturadas y grasas trans puede obstruir las venas y arterias y así impedir la circulación. Para tratar la mala circulación sanguínea, evita las comidas enlatadas, que a menudo son altas en sodio y las comidas fritas, que usualmente contienen grasas trans.

  4. 4

    Intenta comer frutas y hierbas que estimulen la circulación sanguínea. La pimienta de Cayena, el jengibre, el ajo y la cúrcuma activan el funcionamiento del corazón, mantienen las arterias despejadas a través de la prevención del crecimiento de la placa y los coágulos sanguíneos. Agrega ajo o pimienta a las sopas y salsas, usa cúrcuma en el arroz y pastas y utiliza el jengibre en el té o en productos horneados. El pescado y las nueces, que contienen omega 3, y vegetales y frutas rojas, que contienen licopeno, también previenen el aumento de las placas arteriales.

  5. 5

    Considera suplementos nutritivos que mejoren su circulación. Las vitaminas E,C y B, como también los minerales de calcio y magnesio, son muy importantes para el corazón y el sistema circulatorio. Si crees que tu alimentación es baja en este tipo de nutrientes, considera tomar diariamente un multivitamínico.Entre los suplementos de hierbas a considerar se encuentran los frutos de majuelo y el ginkgo biloba, que dilatan los vasos sanguíneos.

Consejos y advertencias

  • Toma agua en abundancia y evita las bebidas deshidratantes tales como el alcohol y la soda. Estar aunque sea un poco deshidratado espesa la sangre y disminuye su capacidad de circular de manera eficiente.
  • Si tienes una presión sanguínea alta, problemas de corazón o tomas medicamentos anticoagulantes como la Warafina, consulta a tu doctor antes de tratar tu circulación con suplementos nutricionales, hierbas medicinales o especias.
  • El dolor, adormecimiento u hormigueo de la mala circulación en solo una parte del cuerpo podría significar un problema serio, como la trombosis. Consulta a un doctor cuanto antes si es que padeces alguno de los síntomas nombrados. Fumar hace que el tratamiento de la mala circulación se vuelva complejo. El monóxido de carbono del humo daña los vasos sanguíneos y la nicotina gatilla la liberación de grasas saturadas, las que pueden adherirse a los vasos sanguíneos e impedir la circulación de la sangre.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media