Cómo tratar manos callosas y agrietadas

Escrito por kenneth coppens | Traducido por francisco roca
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar manos callosas y agrietadas
Los problemas de la piel afectan a las manos más que a cualquier otra parte del cuerpo. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los problemas de la piel afectan a las manos más que a cualquier otra parte del cuerpo. La piel seca, agrietada y callosa suele ser consecuencia del clima frío, de las reacciones al jabón y de condiciones secas. Los callos, que son partes duras que se forman en la piel para protegerla de una lesión, también se forman generalmente como resultado de la manipulación regular de objetos ásperos. También puedes utilizar estas técnicas para tratar estos problemas de la piel para prevenir que vuelvan a ocurrir.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Jabón suave para manos
  • Agua
  • Crema hidratante
  • Guantes
  • Vinagre de sidra
  • Pequeño recipiente de plástico
  • Piedra pómez

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Usa un jabón suave cuando te laves las manos. Muchos fabricantes hacen jabones específicamente para piel sensible.

  2. 2

    Palmea tus manos sobre una toalla después de lavarlas; si puedes, mantenlas ligeramente húmedas.

  3. 3

    Aplica una crema hidratante para las manos mientras todavía están húmedas. El humectante ayuda a bloquear y añade humedad adicional a la piel.

  4. 4

    Ponte guantes después de aplicarte la crema hidratante y úsalos todo el tiempo que puedas. Esto añadirá otra barrera para mantener la humedad y también protegerá las manos de condiciones que pueden hacer que la piel se seque. Usa guantes lo suficientemente delgados que no limiten el movimiento de la mano.

    Tratamiento para callos

  1. 1

    Vierte una taza de vinagre de sidra y 4 tazas de agua en un pequeño recipiente de plástico lo suficientemente grande como para que pueda ajustarse a tus manos junto con el líquido.

  2. 2

    Remoja tus manos en el líquido durante 15 minutos.

  3. 3

    Frota los callos con una piedra pómez. Retira sólo la parte exterior de los callos. Raspar la totalidad del callo pone a tu mano en riesgo de contraer una infección.

  4. 4

    Remoja y frota tus manos una vez por semana hasta que los callos desaparezcan.

  5. 5

    Utiliza guantes al manipular objetos pesados ​​o rasposos para prevenir que se formen nuevos callos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles