Cómo tratar los pelos del cuello enquistados por la afeitada

Escrito por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Los granos causados por la afeitada pueden ser dolorosos y antiestéticos. Pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo donde te hayas rasurado; sin embargo, suelen aparecer más comúnmente en el cuello. Puesto que dicha zona posee una superficie irregular, la piel se puede irritar con facilidad. Si tienes vellos enterrados en esta área, deberás evitar irritarla aun más hasta que estos hayan sanado. También puedes emplear varios métodos de tratamiento para deshacerte de este problema con mayor rapidez.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un producto antibacterial de limpieza
  • Una loción tonificante
  • Un astringente
  • Una crema con hidrocortisona
  • Un ungüento antibiótico
  • Una crema humectante

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Espera unos cuantos días antes de afeitarte de nuevo el cuello. Si rasuras un sitio donde haya pelos enterrados, irritarás aun más el área.

  2. 2

    Lava la zona afectada con un producto antibacterial para limpieza. Agentes como la suciedad, el sudor, el aceite y las bacterias pueden exacerbar la aparición de los granitos. La fórmula antibacterial eliminará dichos factores agravantes de tal manera que la afección desaparezca más rápido.

  3. 3

    Usa una loción tonificante en el cuello. El alcohol mata las bacterias y cierra los poros, ayudando a aliviar los pelos enquistados. En lugar de dicha loción también puedes utilizar otra que esté especialmente diseñada para este propósito o un astringente.

  4. 4

    Aplica una fina capa de crema con hidrocortisona en el sitio afectado. Escoge una crema que contenga un 1% de hidrocortisona pura. Esto aliviará la irritación y ayudará a que desaparezcan los granos con mayor rapidez.

  5. 5

    Aplica un ungüento antibiótico sobre los vellos enterrados. Esto prevendrá infecciones y acelerará la recuperación.

  6. 6

    Sigue un régimen regular de cuidado de la piel. Si ésta se encuentra saludable, dicha problemática mejorará más pronto y se reducirán las probabilidades de su reaparición en un futuro. Limpia y humecta tu epidermis diariamente. Usa protector solar en el cuello siempre que vayas a salir para protegerte de los rayos nocivos del sol.

Consejos y advertencias

  • Rasúrate en la dirección de crecimiento del vello para prevenir la aparición de granos.
  • Nunca afeites este sitio en seco. Usa crema o gel para afeitar para lubricarlo y disminuir el riesgo de aparición de pelos enquistados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles