Cómo tratar las pulgas en una perra preñada

Escrito por alicia bodine Google | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar las pulgas en una perra preñada
Perro. (Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

Si tu perra preñada tiene pulgas, no puedes tratarla con medicamentos que puedan llegar a poner en peligro a los cachorritos. Sin embargo, hay algunas cosas que puedes hacer por tu mascota. Usando métodos completamente naturales puedes asegurarte de que tanto tu perra como sus cachorros estarán bien y de que las pulgas desaparecerán.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Detergente lavavajillas Dawn o Ivory
  • Un extracto de cítricos
  • Un peine para pulgas
  • Aceite de cedro
  • Aceite de lavanda
  • Una botella rociadora
  • Sal
  • Trampas para pulgas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Llena una bañera con agua tibia hasta la altura de la barriga de tu perra y colócala dentro. Si tu mascota es grande, pide ayuda para levantarla. Vierte un poco de detergente lavavajillas Dawn o Ivory en un bol pequeño y añade tres gotas de extracto de cítricos. Mézclalos bien y úsalos como champú para bañar a tu perra. Las pulgas no sobreviven en agua jabonosa, así que enjabona bien a tu mascota y manténla mojada durante 5 minutos completos. Vacía la bañera para eliminar el agua y las pulgas muertas y enjuaga a tu perra.

  2. 2

    Usa un peine para pulgas, que puedes conseguir en todas las veterinarias. Deberás usarlo cuando la perra esté en la bañera o después. Para usarlo, sumérgelo en un recipiente con agua jabonosa (detergente y agua mezclados). Desliza el peine a través del cabello de la perra y vuelve a sumergirlo en el recipiente. El peine arrastrará las pulgas y sus huevos y estos morirán en el agua jabonosa. Puedes hacer esto dos veces al día hasta que elimines todas las pulgas.

  3. 3

    Consigue una botella rociadora vacía para preparar un espray antipulgas casero. Llena el 95% de la botella con agua tibia. A continuación, añade cuatro gotas de aceite de cedro (las pulgas odian el olor de este aceite) y termina la mezcla añadiendo cuatro gotas de aceite de lavanda. Cierra la tapa y agita la botella. Rocía todo el cuerpo de tu perra con este líquido por las mañanas, por las tardes y por las noches durante 7 días.

  4. 4

    Ocúpate del entorno de la perra. Puedes hacer esto espolvoreando sal sobre los pisos cuando tu perra se acueste a dormir en la noche. Deja la alfombra de tu dormitorio tal cual está y lleva a tu perra a dormir allí durante la noche. En la mañana, aspira toda la sal y luego espolvorea un poco nuevamente sobre el piso de tu habitación y aspírala antes de acostarte a la noche. Las pulgas no podrán sobrevivir en el piso si está cubierto de sal. Asegúrate de quitar la bolsa de la aspiradora en cuanto terminas de aspirar. Colócala en una bolsa herméticamente cerrada y tírala afuera en el cubo de la basura.

  5. 5

    Fabrica tus propias trampas para pulgas o compra algunas en la tienda. Todo lo que necesitas son un par de lámparas de noche y un par de boles de agua jabonosa. Enchufa una de las luces y coloca algunos boles debajo. Las pulgas verán la luz y saltarán hacia ella y luego caerán en el agua jabonosa y se ahogarán.

Consejos y advertencias

  • Si lo prefieres, puedes usar aceite de naranja en lugar del extracto de cítricos. Funcionan de la misma manera.
  • Asegúrate de lavar todos los juguetes y la ropa de cama de tu perra para que estos objetos no se vuelvan a infectar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles