Cómo tratar una quemadura por frío

Escrito por charlotte kirkwood | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo tratar una quemadura por frío
La quemadura por frío se produce cuando el cuerpo se expone a temperaturas bajas durante el tiempo suficiente para causar daños. (Comstock/Stockbyte/Getty Images)

La quemadura por frío, o congelamiento, se produce cuando el cuerpo se expone a temperaturas frías durante el tiempo suficiente para causar daños. En temperaturas demasiado frías, el cuerpo transmite calor desde la piel hasta el elemento de frío en contacto con el cuerpo, el que causa el daño. La piel congelada o quemada por el frío, luce dura y pálida, y puede sufrir de insensibilidad. Las manos, los pies, la nariz y las orejas son más susceptibles a las quemaduras por frío, y para salvar la zona afectada, se necesita un tratamiento de primeros auxilios de inmediato.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Busca refugio de inmediato. Para tratar una quemadura por frío, quita de la piel la fuente que provoca el daño, si es necesario.

  2. 2

    Quítate la vestimenta húmeda y la joyería que te apriete. Si el cuerpo muestra signos de hipotermia, envuelve el cuerpo con una manta cálida de inmediato.

  3. 3

    Sumerge las áreas quemadas del cuerpo en agua tibia. El agua debe estar a una temperatura de entre 104 y 108 grados F (40 y 42 grados C); el agua muy caliente puede causar más daños. Deja el cuerpo en remojo durante 20 a 30 minutos, manteniendo el agua circulando.

  4. 4

    Coloca una venda alrededor de las zonas quemadas. El vendaje debe estar limpio y esterilizado. Envuelve los dedos de los pies y de las manos por separado.

  5. 5

    Envuelve las áreas afectadas con mantas cálidas y evita que se vuelvan a congelar.

Consejos y advertencias

  • Las zonas quemadas por el frío se deben mover lo menos posible, incluso después de que se descongelan.
  • No utilices elementos de calefacción como radiadores o mantas calefactoras o secadores de pelo para descongelar la piel. El calor directo puede generar más daños.
  • El congelamiento es una condición médica grave que puede ocasionar la pérdida de las extremidades. Si está disponible, se debe buscar atención médica profesional de inmediato.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles