Cómo tratar un sarpullido de piel de manera natural

77
Ha sido de ayuda

El sarpullido sucede cuando la piel se ha irritado fuertemente por factores internos o externos. Esto puede ser el resultado de diversos elementos incluyendo plantas venenosas, hongos, la fricción u otros virus. El sarpullido de la piel puede causar comezón, enrojecimiento e incluso dolorosas ampollas. Afortunadamente, puedes tratar los sarpullidos fácil y naturalmente, utilizando una variedad de remedios caseros.

Wikimedia Commons

Necesitarás

Otras personas están leyendo

Paso 1

Lava y pisa varias cáscaras de plátano y aplícalas directamente sobre el sarpullido. Envuelve con telas las cáscaras pisadas y sostenlas firmemente en su lugar. Los plátanos contienen alantoína que además de ser antiinflamatoria es antimicótica.

Paso 2

Corta una hoja larga de aloe vera y quita todo el gel de adentro. Aplícalo directamente sobre el sarpullido. El aloe vera es conocido por ser un gran antiinflamatorio y antibacterial y es perfecto para tratar sarpullidos.

Paso 3

Compra un frasco de extracto de agua de hamamelis, disponibles en muchas droguerías, y aplica directamente sobre el sarpullido. Como alternativa, puedes embeber un pedazo de tela en el extracto y envolverlo directamente sobre el sarpullido. Este ingrediente calma y seca muchos sarpullidos, convirtiéndolo en una opción ideal para tratar ampollas con pus y otras lesiones.

Paso 4

Pica un pepino en pequeños pedazos y ponlos en el procesador. Mezcla hasta que se forme una suerte de puré y aplica directamente sobre el sarpullido. Envuelve con una tela holgada y deja que se asiente durante un día entero. El pepino es antiinflamatorio y puede ser usado todas las veces que sea necesario.

Paso 5

Pon una bolsita de té en agua y aplica directamente sobre el sarpullido. El té contiene muchos antioxidantes, es antiinflamatorio y calma la comezón. Tanto el té verde como el negro funcionan y pueden ser usados en cualquier momento.

Consejos y advertencias

  • Puedes comprar productos que contengan aloe vera si es que no consigues la planta propiamente dicha. Antes de adquirirlo, asegúrate que el producto contenga un mayor porcentaje de aloe vera ya que otros ingredientes pueden provocar irritación.
  • Nunca te piques o rasques el sarpullido. Esto solo facilitará la irritación y puede provocar llagas que pueden infectarse.

Referencias

Comentarios

Más reciente