Cómo tratar un virus estomacal estando embarazada

Escrito por erin carson
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

La gastroenteritis, comúnmente conocida como gripe del estómago, afecta frecuentemente a mujeres embarazadas. Dado que el embarazo a menudo debilita el sistema inmunológico, la mujer embarazada es más vulnerable a los virus y a otras enfermedades. Si bien es una experiencia desagradable para las madres y los futuros bebés, la gastroenteritis no afecta al embarazo, ya que el virus se mantiene dentro del tracto digestivo de la madre. El problema más crítico al que se enfrenta la mujer embarazada es la deshidratación debido a la pérdida de líquidos por vómitos y diarrea.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Soluciones para la rehidratación oral
  • Jugo
  • Agua
  • Alimentos suaves como tostadas, caldo, banana y arroz
  • Helados de agua
  • Cubitos de hielo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Bebe grandes cantidades de líquidos como el agua, soluciones de rehidratación oral y jugos para evitar la deshidratación. Evita consumir bebidas deportivas, ya que no reponen los nutrientes perdidos. Las soluciones de rehidratación oral están disponibles sin receta en la mayoría de los supermercados y farmacias.

  2. 2

    Chupa cubitos de hielo o helados de agua si te cuesta mucho trabajo ingerir algo por los vómitos. No te preocupes si no te sientes con hambre o no puedes mantener la comida dentro tuyo. La salud de tu bebé no se verá afectada si no comes por unos días durante el combate del virus. Concéntrate en mantenerte hidratada ya que la deshidratación sí puede causarte complicaciones a ti y a tu bebé.

  3. 3

    Busca signos de deshidratación, como orina oscura, ausencia de orina, boca seca, sed excesiva, letargo o mareos, ya que la deshidratación es especialmente peligrosa durante el embarazo, pudiendo causar complicaciones como parto prematuro o aborto espontáneo.

  4. 4

    Evita la cafeína, productos lácteos, alimentos picantes, alimentos fritos y grasosos mientras estás enferma. Según la Clínica Mayo, estos artículos pueden agravar tu enfermedad y hacerte sentir peor.

  5. 5

    Visita a tu médico o ve a una sala de emergencias si los vómitos o la diarrea es grave y presentas signos de deshidratación. Es posible que necesites un tratamiento de rehidratación de emergencia, en el cual te repondrán los fluidos a través de una sonda intravenosa (IV) conectada a tus venas.

  6. 6

    Introduce alimentos sólidos lentamente comenzando con alimentos suaves, fáciles de digerir como el caldo, el arroz, la gelatina, las bananas y el pan tostado. Deja que tu apetito te diga cuándo comenzar a comer estos alimentos y cuándo dar marcha atrás si te hacen mal.

Consejos y advertencias

  • De acuerdo con el sitio WhatToExpect.com, el jugo de uva blanca aguado tiende a ser más fácil de digerir durante la enfermedad.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles