¿Cómo trataron los españoles a los nativos americanos (incas y aztecas)?

Escrito por michael brent | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo trataron los españoles a los nativos americanos (incas y aztecas)?
Hernán Cortés dirigió el ejército que conquistó al pueblo azteca en lo que hoy es México. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Durante el Renacimiento, desde el siglo 14 hasta el 17, España tenía la intención de conquistar el Nuevo Mundo descubierto por Cristóbal Colón en 1492. Los conquistadores españoles cruzaron el océano Atlántico para reclamar la tierra para España, con la intención de obtener oro, plata y otras riquezas.

Otras personas están leyendo

La llegada de los conquistadores

Cuando los conquistadores llegaron a América del Norte, creían que los nativos eran salvajes primitivos que estaban destinados a ser dominados por sus superiores europeos. Los españoles habían recibido instrucciones de instituir el sistema de la Encomienda en el Nuevo Mundo, que era similar al feudal medieval. Bajo el sistema de la Encomienda, los nativos debían convertirse al catolicismo, para lo cual se esperaba que pagaran un tributo. Los conquistadores, a miles de kilómetros de cualquier autoridad, daban cuenta de lo que hacían sólo a sí mismos y los nativos eran explotados sin piedad.

La conquista azteca

En 1519, 600 conquistadores al mando de Hernán Cortés entraron en la gran ciudad azteca ubicada en lo que hoy es la ciudad de México. Aunque fueron superados ampliamente, no encontraron ninguna resistencia de los nativos, quienes creían que los españoles de piel clara eran el dios azteca Quetzalcóatl. Según sus profecías, Quetzalcóatl volvería un día desde el otro lado de las aguas que hoy día se conocen como el Golfo de México, y creían que los conquistadores eran sus dioses que habían regresado. Los españoles se aprovecharon de las creencias equivocadas de los aztecas, que se entregaron a Cortés en 1521.

La conquista de los incas

A mediados del 1500, 167 españoles al mando de Francisco Pizarro llegaron a lo que hoy es Perú. En ese tiempo, ese era el hogar de los incas, que estaban envueltos en una guerra civil después de que el rey murió sin designar a un heredero. El momento fue desafortunado para los nativos; consumidos por la guerra, no tenían conocimiento de la conquista española de México. De haberlo sabido, probablemente habrían sacrificado a Pizarro y su pequeño ejército. Sin embargo, el recién coronado rey llamado el "Sapa Inca", decidió permitir el paso seguro de los españoles, planeando matar a algunos de ellos y mantener al resto como esclavos. Este fue un grave error de cálculo, ya que los conquistadores fueron capaces de secuestrar al "Sapa Inca" y negociar un rescate de oro por su liberación. En lugar de honrar el acuerdo, Pizarro volvió con un gran ejército y, finalmente, aplastaron a los incas.

Trato de los españoles

La conquista española de América del Norte se caracteriza por el engaño, la codicia y la brutalidad. Los registros aztecas e incas de ese tiempo detallan las atrocidades cometidas por los españoles contra los nativos americanos. Según los relatos aztecas, los conquistadores se precipitaron en una fiesta y "atacaron a un hombre que había sido golpeado y le cortaron los brazos. Luego, le cortaron la cabeza, que rodó por el suelo". Entonces, los soldados "atacaron a todos los presentes, apuñalándolos, hiriéndolos con lanzas y golpeándolos con sus espadas. Atacaron a algunos de ellos por la espalda, y éstos cayeron al instante al suelo con las entrañas colgando. A otros los decapitaron: les cortaron sus cabezas, o se las dividieron en pedazos".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles