Cómo hacer un tren magnético que levita

Escrito por contributing writer | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer un tren magnético que levita
Los trenes a combustible son cosa del pasado. (Photos.com/Photos.com/Getty Images)

Los trenes del mañana serán más rápidos, silenciosos y suaves ¿Por qué? Porque no necesitarán combustible para impulsarlos, en lugar de ello, la ola del futuro es el MAGLEV o tren magnético que levita. El más rápido de estos trenes, en Japón, puede ir a 350 millas por hora (563 km/h) a medida que acelera en el trayecto, levitando sobre los rieles. Si estás interesado en construir una versión miniatura de este nuevo medio de transporte, no busques más lejos que las instrucciones que aparecen abajo.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unos pequeños imanes cerámicos cuadrados (aproximadamente unos 32 para cada pie (30 cm) de camino)
  • Una cartulina o madera para el carro del tren
  • Una madera para los rieles
  • Un rotulador permanente
  • Una cinta adhesiva (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Instrucciones

  1. 1

    Asegúrate de que tus imanes tengan expuestos los mismos polos. Apílalos. Si se atraen los polos, son opuestos, lo que significa que todas las partes de arriba de tus imanes serían polos iguales. Pinta la parte de arriba del primer imán en la pila con un rotulador. Sácalo y repite hasta que todos los polos iguales estén marcados.

  2. 2

    Construye tu primer pie (30 cm) de rieles al unir con pegamento o cinta adhesiva dos hileras de 16 magnetos, cada uno a unos 5 centímetros del anterior, cerca de los bordes de un trozo de madera o cartulina de un pie de largo. Haz tu mejor esfuerzo para que las hileras queden derechas y asegúrate de dejar espacio en el borde exterior para los rieles guía.

  3. 3

    Corta un trozo de madera o cartulina de 9 x 15 centímetros. Este será el carro de tu tren. Pon un imán en cada esquina del carro, asegurándote de que cada uno se alinee exactamente con los imanes de tu riel. Asegúrate de exponer el lado de cada imán del tren para que repela a los del riel.

  4. 4

    Con cuidado, asegura una cartulina de un pie (30 cm) a cada lado de tus rieles para prevenir que el tren se voltee, descarrilándose. Asegúrate de que los lados de los rieles guía estén lo suficientemente cerca para tocar los costados de tu tren pero no demasiado cerca que el progreso del carro se vea impedido.

  5. 5

    Añade más pies de camino y rieles guía hasta que tengas lo suficiente para que tu tren magnético que levita dé una vuelta. Para impulsarlo hacia adelante, haz que los rieles estén levemente angulados de modo que la fuerza de gravedad le ayude al progreso de tu tren a medida que continúe levitando sobre el camino.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles