Tres características de la llama perfecta en un quemador Bunsen

Escrito por charles clay | Traducido por luis eduardo barbosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tres características de la llama perfecta en un quemador Bunsen
Un quemador Bunsen es usado como fuente de calor para muchos experimentos científicos en el laboratorio. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Un quemador Bunsen utiliza gas natural para crear una llama ardiente constante. Este equipo se utiliza en los laboratorios y aulas en que las actividades y experimentos requieren calentar y fundir sustancias. La llama perfecta proporciona una temperatura controlable y no se extingue fácilmente por las corrientes de aire ambiente. La consecución de la llama perfecta requiere una combinación adecuada de aire y gas.

Otras personas están leyendo

Características indeseables en una llama

Una llama de mechero Bunsen que no se ajusta correctamente puede interferir con un experimento en muchas formas. Una llama que no contenga suficiente aire no quemará todo el gas que sale del quemador. Esto da como resultado una llama que es demasiado fría para la mayoría de los experimentos y puede producir niveles peligrosos de gas en el área de trabajo. Una llama que contenga demasiado aire creará una inestable y vacilante llamarada que puede salir sin ser prevista. Además de interrumpir el experimento, esto también puede producir niveles peligrosos de gas.

Color

Una llama perfecta consiste en una columna estrecha de llama azul pálido. Una llama que contiene cualquier tinte de color anaranjado significa que, o bien no está fluyendo suficiente gas a través del quemador o no hay suficiente aire mezclado con el mismo. Una llama de color naranja no va a ser lo suficientemente caliente para la mayoría de los propósitos de laboratorio. Una llama con un triángulo azul brillante dentro de una llama azul pálido es demasiado caliente para la mayoría de los experimentos, aunque puede ser deseable para tareas específicas que requieran una gran cantidad de calor.

Estabilidad

La llama debe ser muy estable, sin parpadeo o revoloteo. Una llama que parpadea o revolotea puede tener demasiado aire mezclado con el gas y ser peligrosa. La llama también debe surgir directamente de la boquilla del quemador. Si hay un espacio visible entre la boquilla y la parte inferior de la llama visible, hay demasiado aire en la mezcla. Una llama constante proporciona el nivel más uniforme de calor y permite un calor constante y controlable.

Sonido

Una vez que la llama se ajusta correctamente, debería producir muy poco sonido. Una llama que silba o ruge se debe a que tiene demasiado aire en la mezcla o un nivel elevado de gas. La llama debe silbar sólo si está produciendo una llama muy caliente -más caliente que la deseable para la mayoría de tareas-. El flujo de aire se debe reducir hasta que el sonido de los silbidos se desvanece. Si esto hace que llama naranja aparezca, reduce el flujo de gas hasta que la llama se torne de un color uniforme azul pálido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles