Cultura y ciencia

Las tres fases del paradigma del condicionamiento clásico

Escrito por brian heuberger | Traducido por paula ximena cassiraga
Las tres fases del paradigma del condicionamiento clásico

El condicionamiento clásico es uno de los modelos de aprendizaje fundamentales.

Comstock/Comstock/Getty Images

En 1927, el psicólogo Ivan Pavlov hizo un descubrimiento acerca de la capacidad de la mente de aprender información a través de asociar conexiones entre cosas que están separadas pero se relacionan. El experimento de Pavlov con su perro implicó sonar una campana cuando había comida presente para que el perro eventualmente asociara la campana con la comida, y por lo tanto, babeara al mero sonido de ésta. Esto produjo el paradigma de condición clásico que ha influenciado dramáticamente a la psicología moderna.

Otras personas están leyendo

El paradigma

El paradigma de condicionamiento clásico afirma que si la mente está expuesta a un estímulo neutral acompañado por un estímulo condicionado, la mente usará la memoria para asociar el estímulo neutral con el condicionado. Para un ejemplo modelo, cuando los niños escuchan la melodía del camión de helados, se les hace agua la boca. Cuando el camión pasa con el helado, reproduce una cierta melodía con campanadas, y por lo tanto, los niños pueden aprender a asociar una conexión directa entre el camión de helado que llega y las campanas que repican.

La primera fase

La primera fase del paradigma de condicionamiento clásico implica exponer la menta a un estímulo incondicionado que provocará una respuesta particular independiente de cualquier fuente. Para el perro de Pavlov, el estímulo incondicionado era la comida. Cuando se presentaba la comida, el perro se babearía antes de que se permitiera comer. Para el ejemplo del helado, el estímulo incondicionado sería el camión de helado que pasa por la calle y los niños que lo ven. Al igual que el perro de Pavlov, una respuesta natural de los niños al ver un camión de helados es salivar.

Segunda fase

La segunda fase del paradigma implica la presentación de un estímulo neutral separado de manera que se conecte con el estímulo incondicionado original. Estos dos dispositivos de estímulos diferentes deberían estar relacionados en tiempo o locación. Por ejemplo, Pavlov hacía sonar su campana al mismo tiempo que presentaba la comida (o un poco antes) y por lo tanto, su perro escucharía las campanas al mismo tiempo que se le presentaba la comida. Además, debido a que el camión de helados toca una melodía mientras llega, los niños escuchan las campanas al mismo tiempo que ven el camión de helados y comienzan a salivar.

Tercera fase

La tercera fase demuestra la misma respuesta al estímulo neutral nuevo aunque el estímulo incondicionado inicial no esté presente. Debido a que el perro de Pavlov podría recordar que, en el pasado, la llegada de la comida estaba acompañada por las campanas que sonaban, el perro comienza a asociar las campanas que suenan con la comida. Cuando Pavlov tocaba las campanas sin comida presenta, el perro salivaba como si la comida estuviera allí. Esto indicó que el perro había aprendido una relación directa entre las campanas y la comida. De la misma manera, debido a que los niños aprendieron a asociar la música de campanas con los camiones de helados, aunque estuvieran reproduciendo la melodía en la casa y no pudieran ver el camión o la calle, cuando los niños la escuchen inmediatamente pensarán que el camión está presente y comenzarán a salivar.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media