Tres funciones de los iones de calcio en la sangre

Escrito por jonathon sullivan | Traducido por pilar celano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tres funciones de los iones de calcio en la sangre
El calcio ionizado en el suero sanguíneo es fundamental para todas las células. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

Casi todo el calcio del organismo está almacenado en los huesos. Pero la pequeña cantidad que circula por el flujo sanguíneo es desproporcionalmente vital para la fisiología normal. Alrededor de la mitad de este calcio en circulación es ionizado, lo que significa que transporta cargas eléctricas. El calcio ionizado participa en la estimulación de los músculos y las neuronas, promueve la coagulación y previene la disminución de la masa ósea (ver sección Referencias, ítem 1).

Otras personas están leyendo

Calcio ionizado y función de las células

El papel más importante del calcio en la sangre es circular y estar disponible para los tejidos. Todas las células del organismo utilizan calcio, pero algunas células "excitables", como las del corazón, las de los músculos y las neuronas, son especialmente dependientes del calcio para su funcionamiento. Estas células requieren calcio para contraerse o enviar impulsos.

Estas células funcionan gracias a las grandes diferencias en la concentración de calcio entre el interior y el exterior de la célula, y entre los diferentes compartimentos dentro de esta. Las células de los músculos y el corazón y las neuronas utilizan este "voltaje de calcio" para la contracción y la transmisión neural. Cuando el calcio ionizado se desvía de un rango limitado, se desarrollan síntomas neuromusculares y cardíacos graves, incluyendo espasmos, debilidad, confusión, ataques y alteraciones del ritmo cardíaco.

Tres funciones de los iones de calcio en la sangre
Los tejidos del corazón, el cerebro, los músculos y los huesos dependen especialmente del calcio. (ecg view image by JASON WINTER from Fotolia.com)

Calcio ionizado y la cascada de la coagulación

La coagulación de la sangre es un proceso bioquímico complejo que involucra plaquetas y docenas de proteínas. La activación de las plaquetas genera una "cascada" de varias etapas que produce un trombo o coágulo. El calcio participa en varias de las etapas de la cascada, incluyendo la activación de las plaquetas. La coagulación depende del calcio en tal medida que los bancos de sangre a menudo añaden ácido cítrico a la sangre para contrarrestar el efecto del calcio ionizado y evitar que se coagule antes de que se la pueda utilizar.

Tres funciones de los iones de calcio en la sangre
La coagulación de la sangre depende del calcio ionizado. (hand with blood image by Ivonne Wierink from Fotolia.com)

Calcio ionizado y masa ósea

El calcio ionizado en la sangre es tan importante que el organismo no puede dejar que fluctúe. El equilibrio preciso del calcio se mantiene mediante la dieta, la absorción intestinal, la excreción en la orina y el intercambio de calcio con los huesos.

El esqueleto es la reserva que tiene el cuerpo, dado que contiene el 99 % del calcio de todo el organismo. Esto significa que si el calcio en sangre comienza a disminuir, el organismo puede corregir el déficit reabsorbiendo una pequeña fracción de tejido óseo. De hecho, este tipo de "remodelación de huesos" ocurre de manera constante, y en las personas sanas, la circulación de calcio desde y hacia los huesos está equilibrada. Pero si el organismo tiene problemas para mantener los niveles normales de calcio ionizado por algún motivo, como deficiencia de vitamina D o de calcio en la dieta, desequilibrios hormonales o alguna enfermedad en el riñón o el intestino, las extracciones constantes del banco de hueso eventualmente llevarán a una reducción de la masa ósea, u osteoporosis.

Tres funciones de los iones de calcio en la sangre
El esqueleto es el banco de calcio del organismo, que ayuda a mantener los niveles de sangre constantes. (human skeleton image by david hughes from Fotolia.com)

La complejidad del calcio

Mantener el equilibrio del calcio, u homeostasis, implica un juego complejo entre la ingesta dietaria, la excreción de los riñones, la absorción del intestino, la remodelación de los huesos, la vitamina D y varias hormonas. Asimismo, el metabolismo del calcio está interconectado con el metabolismo del fósforo y del magnesio. El sistema es complejo, pero puedes mantenerlo estable simplemente llevando un estilo de vida saludable, con una dieta equilibrada y ejercicio regular.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles