Pasatiempos

Tres maneras en que el dióxido de carbono se utiliza en el cuerpo

Escrito por phil whitmer | Traducido por javier enrique rojahelis busto
Tres maneras en que el dióxido de carbono se utiliza en el cuerpo

El dióxido de carbono es peligroso para la salud humana en altas concentraciones.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

El dióxido de carbono es un gas abundante y una parte importante de la atmósfera de la Tierra. Las plantas absorben dióxido de carbono y expulsan oxígeno como un subproducto de la fotosíntesis. El dióxido de carbono es lo que hace que las gaseosas, la cerveza y otras bebidas carbonatadas tengan gas. El compuesto juega un papel importante en varios procesos del mantenimiento de la vida del cuerpo humano.

Otras personas están leyendo

Dióxido de carbono

El dióxido de carbono es un gas inodoro e incoloro a temperatura ambiente. Su fórmula molecular es CO2 y las moléculas están compuestas de un átomo de carbono con doble enlace covalente para dos átomos de oxígeno. El dióxido de carbono se disuelve en agua y forma ácido carbónico a través de una reacción química. En las reacciones posteriores con agua, el ácido carbónico forma iones cargados eléctricamente y cationes. El dióxido de carbono gaseoso proporciona una manera para que el cuerpo humano transporte y use el elemento del carbono, que es la base de toda la vida en la Tierra.

Vasodilatación

El dióxido de carbono es el agente natural de vasodilatación más fuerte del cuerpo humano. El compuesto químico relaja el tejido muscular liso en el interior de los vasos sanguíneos, haciendo que aumente de tamaño. La resistencia vascular disminuida permite que mayores cantidades de sangre fluyan a través de las venas, las arterias y las arteriolas, reduciendo la presión arterial. Los niveles normales de dióxido de carbono en la sangre evitan la vasoconstricción excesiva y la presión resultante arterial alta. Las concentraciones de dióxido arterial y venosa de carbono se mantienen a través de los patrones de respiración normal.

Respiración

El dióxido de carbono es un componente esencial de la respiración humana interna. Los seres humanos respiran oxígeno para mantener la vida y expulsar el dióxido de carbono. El gas del dióxido de carbono es un producto de desecho producido cuando las células queman oxígeno para producir trifosfato de adenosina (la sigla inglesa es ATP). El nucleótido ATP es la principal fuente de energía celular metabólica del cuerpo. El dióxido de carbono se intercambia desde la sangre hacia los alvéolos de los pulmones, o los pequeños sacos de aire por una difusión simple. El dióxido de carbono entonces es expulsado del cuerpo por la exhalación.

Tampón de pH de la sangre

Junto con disolver el ácido carbónico y los iones de bicarbonato, el dióxido de carbono arterial y venoso mantiene el nivel de pH adecuado de la sangre. Si la sangre se vuelve demasiado ácida o básica, eso trae como resultado la enfermedad o la muerte. El sistema de tampón de carbonato, con el dióxido de carbono como componente primario, aumenta o disminuye el pH de la sangre para generar un estado de equilibrio mediante la neutralización de los iones de hidróxido básicos y los iones de hidrógeno ácidos. Los altos niveles de dióxido de carbono disminuyen el pH de la sangre, mientras que las concentraciones más bajas elevan el pH.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media