Tres maneras de tejer una bufanda Möbius

Escrito por barbara kellam-scott | Traducido por agustina dowling
Tres maneras de tejer una bufanda Möbius

Teje un lazo Möbius genuino con una aguja circular.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Tejer te da la posibilidad de hacer una cinta Möbius que tenga dos superficies pero sin bordes entre ellas. Este fenómeno geométrico se definió por primera vez en el siglo XIX y fue nombrado tras el hombre que pensó en él. Los matemáticos lo hacen con costura, y tú también puedes hacerlo. Trabaja en rondas con una aguja de tejer circular, y podrás hacer una bufanda Möbius sin costuras que va por encima de tu cabeza en lugar de anudada, y se ve y se siente más como un cobertor acogedor que un proyecto de geometría.

Otras personas están leyendo

Conceptos básicos

Usa hilo de estambre de peso de 4 capas y una aguja de tejer circular de tamaño de 9 (5,5 mm) o mayor. Utiliza la aguja de mayor calibre con la que puedas trabajar con comodidad. Esto hará que la bufanda sea más suave, para que se vea menos retorcida. Elige una aguja con un filamento más corto entre los extremos de trabajo, ya que tienden a agruparse en vez de estirarse a medida que trabajas. Monta 150 puntadas para realizar una bufanda cómoda, usando cualquiera de estos métodos, o agrega más puntos para disfrutar de una cortina elegante que muestre el secreto geométrico. Trabaja en cualquier punto o patrón que tenga el mismo aspecto por ambos lados.

Möbius verdadero

Por lo general, cuando unes los extremos de los puntos para hacer un anillo, debes tener mucho cuidado para evitar que se enrosquen en el camino. Para este proyecto, necesitas sólo un giro completo. Dale la vuelta al final, donde habías iniciado, una vez alrededor de la aguja y luego comienza a tejer. Si te ayuda a estar seguro de dónde te encuentras, agrega un marcador de punto en este momento. De lo contrario, teje hasta que estés satisfecho con el aspecto de la bufanda. Parecerá como si estuvieras trabajando en un bucle simple, sobre todo después de las primeros vueltas, pero después la continuidad de los dos "lados" te sorprenderá.

Un poco más difícil

Mantén los dos "bordes" en la aguja en todo momento. Trabaja en la primera ronda después de realizar la fundición, sin unir o torsionar, tejiendo en el pequeño borde los bucles que cuelgan debajo de la aguja. Esto hará que la aguja se enrosque en sí misma, como probablemente lo hizo en el paquete. Une los extremos para trabajar la segunda vuelta, como siempre, en la parte superior de la fundición de los puntos. Alterna las rondas hasta lograr la profundidad que deseas para la bufanda.

Usa una costura

Teje una bufanda rectangular normal, trabajando de un lado a otro en la dimensión más larga, como si tejieras una manta de una sola pieza. Remata como de costumbre. Coloca el rectángulo plano, voltea un extremo y une los dos extremos, uno "boca arriba" y el otro "del revés". Pasa un hilo por la aguja con la cola izquierda de la fundición y acerca la aguja hacia arriba desde atrás hacia adelante a través del punto de ángulo inferior del otro extremo. Une los dos extremos de la bufanda y haz un bucle con la aguja de nuevo bajo la puntada entre ellos. Pasa la aguja a través de los bucles exteriores de los puntos en ambos lados y saca el hilo para que coincida con la tensión del tejido de punto. Pasa por debajo del primer punto para unirlo de nuevo y sal en la primera puntada de costura cruzada. Realiza la costura con puntadas de cadena, igualando la tela fila por fila.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media