Trucos para cortar leña

Escrito por frank whittemore | Traducido por mariana nonino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Trucos para cortar leña
Algunos trucos simples pueden ayudar a cortar leña para el invierno. (chopped wood image by Stefano Tiraboschi from Fotolia.com)

El crujido y el calor de un fuego en una chimenea son una experiencia agradable y romántica para muchos. Para otros, es la forma en que calientan sus hogares durante los meses fríos del invierno. Para obtener el valor máximo de calentamiento, así como el disfrute de una chimenea, utiliza algunos trucos para preparar tu suministro de combustible. Una selección de la madera adecuada, herramientas, técnicas y métodos de almacenamiento te ayudarán con la seguridad y rápidamente construirán un almacén de madera que va a durar hasta la primavera, ya sea que tengas un fuego todos los días o de vez en cuando.

Otras personas están leyendo

Selección de la madera

Al elegir maderas para leña, recoge maderas exclusivamente para chimeneas interiores y estufas. Las maderas duras contienen un menor número de residuo y producen menos creosota que puede causar fuegos en la chimenea. También se queman más lentamente, produciendo un incendio más uniforme y una capa de carbón para un calor más duradero. Elige roble, arce, fresno, nogal, olmo y maderas frutales, como de maderas manzana, pera o nueces. Utiliza pino, álamo, abeto, cedro y otras maderas blandas o resinosas sólo para fuegos al aire libre.

Hacha

Al cortar leña con un hacha, un borde afilado hace que el hacha sea más segura. El borde afilado corta limpiamente un leño, mientras que un hacha poco afilada es más probable que evite el corte, creando un riesgo de lesiones. Afila la cuchilla de tu hacha de vez en cuando con una piedra para amolar o afiladora para asegurar un corte fácil y seguro.

Bloque

Al usar una motosierra o una sierra de mano para cortar leña siempre coloca la madera en un bloque o en otro leño para sostener el extremo del leño que estás cortando hacia arriba, fuera del suelo. Si cortas con una sierra, la gravedad te ayudará a mantener abierto el corte y la sierra se moverá libremente a través del corte.

Aserradura

Corta los leños con una sierra para dividirlos a una longitud que se ajuste fácilmente a tu chimenea. Corta los troncos en un ángulo recto para que puedas soportarlos en el extremo de la división. Un corte torcido puede hacer que sea difícil e incluso peligroso dividirlo. Al usar una sierra de cadena en los leños más grandes, inserta una cuña de plástico en la parte superior del corte para mantenerlo abierto al usar la sierra.

Cuñas

Divide los leños grandes con una cuña de hierro y un martillo, en lugar de un hacha. Conduce la cuña en el leño con un martillo para forzar las dos mitades. Se puede ejercer mucha más fuerza con una cuña que con un hacha. Una vez que el leño se divide, rompe cada mitad de la madera con el hacha.

Dividir

Divide los troncos aserrados con el hacha al colocar cada leño con el lado plano hacia arriba sobre un tocón o un leño más grande. Nunca cortes madera sobre el concreto u otras superficies duras para prevenir los daños en el hacha. Para los troncos grandes, divide el leño a la mitad primero y luego corta las secciones en forma de cuña para formar piezas más pequeñas y manejables.

Almacenamiento

Para almacenar la leña cortada, apila de modo que el aire circule a través de los leños y permite que cada pieza se seque bien. Para proteger la capa inferior de los leños de la humedad y la podredumbre, coloca los leños sobre postes tratados previamente, que sean de cuatro por cuatro (1,2 x1,2 m) fijados perpendicularmente a los leños. Los bastidores especiales para leños también están disponibles en las ferreterías y centros de mejoras para el hogar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles