Cómo hacer trucos de magia que den miedo para Noche de Brujas

Escrito por neil murrell | Traducido por carolina dellagiovanna
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer trucos de magia que den miedo para Noche de Brujas
En Noche de Brujas, los magos pueden darse la licencia para invocar fuerzas de otros mundos y magnificar los efectos. (John Rowley/Photodisc/Getty Images)

Es probable que no haya una época del año más apropiada para hacer magia que Noche de Brujas. Todos los intentos de hacer buenos trucos de magia involucran elementos de misterio, drama y suspenso. Las asociaciones con el otro mundo de Noche de Brujas pueden ser fácilmente utilizadas por los magos para incrementar estos efectos y crear una experiencia mucho más poderosa para el espectador. Enmarcando efectos visuales poderosos como obra de fantasmas, espíritus o poderes psíquicos, puedes dar efectos de mayor impacto. Aunque esto puede funcionar en cualquier día del año, es especialmente útil en Noche de Brujas, ya que la gente es más propensa a permitirse creer en tales cosas, aunque sea sólo por unirse a la diversión.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Dos mazos de cartas con el mismo diseño en el reverso
  • Papel centelleante
  • Encendedor
  • Chaqueta
  • Cenicero

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    La baraja encantada

  1. 1

    Dale una baraja de cartas a un espectador. Pídele que lo examine, lo mezcle y se asegure de que es normal. Luego, pídele que tome una carta de su elección y se asegure de que no tengas oportunidad de verla.

  2. 2

    Recupera la baraja. Pídele al espectador que recuerde la carta y también que se la muestre a otros en el público.

  3. 3

    Sostén la baraja de cara hacia abajo en tu mano derecha y comienza a tirar las cartas en tu mano izquierda. Pídele al espectador que diga "Basta" cuando lo desee. Cuando se te indique detenerte, acomoda las cartas en la mano izquierda y pídele que coloque su carta en la parte superior de la pila. Esto parecerá justo, ya que él tuvo el control de hacer que te detuvieras donde quisiera cuando tirabas las cartas.

  4. 4

    Coloca el meñique de tu mano izquierda sobre la esquina inferior izquierda del mazo. Simultáneamente, tira el resto de las cartas sobre tu mano derecha sobre las cartas en tu mano izquierda. Haz que este acto parezca casual. Esto se logra mejor si se hace rápidamente y dejando que las cartas se desordenen un poco. Acomoda la baraja. Desde la perspectiva del espectador, la misma se verá normal. Sin embargo, tu verás una pequeña "ruptura" en el mazo, creada por tu dedo meñique. Esto se llama "ruptura de meñique". Su carta está debajo de tu dedo pequeño.

  5. 5

    Rápidamente corta todas las cartas sobre tu ruptura de meñique, colócalas en la parte inferior de la baraja e inmediatamente retira tu dedo de encima de la carta. Su carta ahora está en la parte superior del mazo. Para disfrazar este momento, inmediatamente haz una o dos barajadas falsas (examina la sección Recursos de este artículo si no sabes cómo llevar a cabo estas técnicas). Esto hará que el corte inicial, que de otra forma se vería obvio, parezca parte de la barajada. Si lo haces correctamente, las cartas parecerán barajadas, pero la carta del espectador estará todavía en la parte superior.

  6. 6

    Pregúntale a tu espectador si cree en fantasmas. El propósito de esta pregunta es captar su mirada, retirar su atención del mazo, ya que es difícil contestar una pregunta sin hacer contacto visual. Mientras tu espectador contesta, haz una mezcla rusa (ver Recursos). Pon un poco más de presión en las cartas de lo que lo harías normalmente en una barajada rusa. Esto doblará las cartas del mazo hacia adelante.

  7. 7

    Corta desprolijamente el tercio inferior del mazo y, en el acto de pasarlo a la parte superior, dóblalo hacia atrás. Colócalo sobre el resto de las cartas. Esto debería hacerse mientras se sostiene la mirada del espectador. Mientras haces esta maniobra, explica que, aunque puede parecer tonto creer en fantasmas, en Noche de Brujas el aire está plagado de espíritus, y que vas a intentar solicitar su ayuda para encontrar la carta del espectador.

    Piensa bien en esta parte del discurso, y enróscalo por tanto tiempo como te sea necesario para arreglar las cartas de la forma correcta. El propósito del mismo es construir la atmósfera para el imperioso efecto. Siéntete libre de estirarlo tanto como quieras.

  8. 8

    Sostén el mazo plano en tu mano y extiende tu brazo levemente. Asegúrate de que tanto tu como el espectador estén mirando hacia abajo en dirección al mazo. Al doblar las cartas de este modo habrás creado una ruptura en el mazo que sólo será invisible si se ve desde arriba.

    Ya que el tercio inferior del mazo está doblado hacia abajo y la parte inferior está doblada hacia arriba, al mover tu mano sólo un poco, la parte superior se deslizará del mazo hacia el piso. Ya que el tercio superior originalmente venía de la parte inferior de la baraja, una vez que esas cartas hayan caído, la carta superior que quede será la del espectador. Parecerá como si el mazo se hubiese cortado solo. Claro que tú no has tenido nada que ver con ello. Todo fue culpa de los fantasmas.

    La carta quemada

  1. 1

    Toma dos mazos de cartas idénticos y remueve cualquiera de las cartas del primero. Por ejemplo, remueve el as de espadas. Descarta la baraja de la que has tomado el as.

    Prende un encendedor y, con cuidado, chamusca ambos lados de la carta. Asegúrate de hacer esto en un área abierta, porque el olor de las cartas de juego quemadas es bastante desagradable. Hazlo con cuidado y lentamente. No intentes prender fuego la carta, sino que simplemente dejarle marcas evidentes de quemaduras en ambas caras. Asegúrate de tener una cubeta de agua a mano, por las dudas.

    Esto deberá hacerse antes de Noche de Brujas. Una vez que la carta esté correctamente quemada y te hayas asegurado de extinguir cualquier brasa encendida en la carta, colócala debajo de un libro pesado (un diccionario grande funcionará muy bien) y déjala allí toda la noche. Necesitas hacer esto porque las cartas tienden a doblarse cuando se calientan, y necesitas que permanezca plana.

  2. 2

    Junta a un grupo de gente alrededor de una mesa y explica que vas a pedir a los espíritus que participen de una sesión de espiritismo. Explica que no contactarás a los muertos, sino que emplearás el poder psíquico de tus invitados para tratar de realizar una proeza imposible. Previamente deberías haber colocado un cenicero grande en el centro de la mesa.

    La carta quemada debe colocarse en el bolsillo de tu chaqueta. Asegúrate de estar parado en la cabecera de la mesa, con un poco de espacio entre tu y tus invitados. No querrás que nadie se siente inmediatamente a tu derecha o a tu izquierda.

  3. 3

    Toma un mazo de cartas de tu bolsillo. Éste será el segundo de los dos mazos del primer paso. El as de espadas de este mazo (completamente intacto) debería estar en la parte superior del mismo. Pide un voluntario y haz que tome el as de espadas usando tu método para forzar cartas de elección. Si no sabes cómo forzar una carta, por favor mira los recursos.

    Controla esta carta nuevamente a la parte superior del mazo usando el mismo método detallado en el truco anterior. Una vez que la carta esté en la parte superior de la baraja, empálmala en tu mano derecha (ver la sección Recursos) y, mientras coloques el mazo sobre la mesa, mete la carta en el bolsillo de tu chaqueta y toma la carta quemada, nuevamente empalmándola contra la parte plana de tu mano.

  4. 4

    Con tu otra mano dale a tu voluntario algo de papel flash y pídele que escriba el nombre de su carta en él. El papel flash es un papel especial disponible en todas las buenas tiendas de magia que, cuando se enciende, se quema de forma muy brillante y rápida. Es perfectamente seguro si lo usas de forma responsable pero, para evitar inconvenientes, lee las instrucciones que vienen con el. Pide a tu voluntario que muestre al resto del público lo que ha escrito. Mientras lo hace, mete casualmente la carta quemada dentro del mazo.

    Pide a tu voluntario que coloque el papel doblado en el cenicero. Luego pídele a tu público que junte sus manos y concentre toda su energía mental en el cenicero. Un buen viaje consejo para incrementar el suspenso es pedirles que canten "¡Quema! ¡Quema! ¡Quema!" mientras lo hacen.

  5. 5

    Toma tu encendedor y prende el papel flash dentro del cenicero. Se quemará muy vistosa y rápidamente, creando un efecto visual impresionante. Luego, toma las cartas y espárcelas. Explica que lo que realmente querías que se quemara no era el papel en el cenicero, sino la carta en el mazo. Revisa el mazo hasta encontrar la carta quemada. Desde la perspectiva de los espectadores, esto es un efecto muy fuerte, ya que no viste qué carta había elegido tu voluntario.

Consejos y advertencias

  • Practica estos trucos algunos días antes de demostrarlos, ya que pueden ser más difíciles que aquellos a los que estás acostumbrado. Esto, sin embargo, se ve más que recompensado por el poder de los efectos.
  • Presta especial atención a los movimientos requeridos para controlar una carta en la parte superior del mazo. Estos movimientos deben hacerse rápido, de forma casual y fluida, si de seas engañar al espectador.
  • La presentación es muy importante para ambas ilusiones. Invierte algo de tiempo en practicar lo que deseas decir, de modo que puedas hablar con confianza durante el acto.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles