Trucos prácticos para acampar al aire libre

Escrito por scott johnson | Traducido por franco castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Trucos prácticos para acampar al aire libre
La fogata es un gran lugar para permanecer caliente, cocinar y disfrutar de los amigos. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Mediante el desarrollo de técnicas útiles para acampar, puedes asegurarte de estar seco, caliente y bien alimentado, cómodo y seguro mientras disfrutas de la belleza de la naturaleza. La preparación adecuada en el hogar es clave para un buen viaje de camping. Antes de dirigirte a la puerta, haz una lista de cosas que quieras llevar contigo. A menudo es útil disponer de varias listas de verificación estándar para viajes de campamento de automóviles, viajes de campamento itinerante y de otra índole relacionados con determinadas actividades recreativas.

Otras personas están leyendo

Mantenerte caliente en la noche

Un viaje de campamento agradable comienza con una noche de sueño reparador. Para mantener el calor durante la noche, come una buena cena, así tienes para quemar calorías mientras duermes y toma un aperitivo disponible si te despierta el frío en medio de la noche. Si te encuentras en territorio de osos, asegúrate de que ningún alimento esté fuera de envases herméticos. Una botella llena de agua caliente agregará calor a medida que avanza la noche. Asegúrate de tener un poco de aislamiento debajo de tu saco de dormir, tal como una almohadilla para dormir. En las noches frías un gorro y calcetines harán una gran diferencia. También, asegúrate de que tu cuerpo esté caliente al entrar en tu bolsa, incluso si tienes que hacer algunos ejercicios de calistenia antes de acostarte.

La fogata

Una fogata bien construida en el lugar adecuado puede mejorar enormemente la experiencia de campamento. Cuando construyas la fogata, haz una con forma de tipi, utilizando ramas y yesca en el interior y encendiendo progresivamente de mayor a menor a medida que tu trabajo crezca hacia el exterior. Ten listo el combustible adicional cercano para alimentar el centro del fuego como lo inicia. En condiciones de humedad, es útil tener arrancadores de incendios preparados. Antes de salir de la casa, toma algunas bolas de algodón con vaselina y colócalas en una bolsa de plástico con cierre. La savia de los pinos también se queman con facilidad y se pueden utilizar para ayudar a iniciar el fuego. Trata de localizar tu fogata fuera del viento. También puedes aumentar el calor del fuego por la construcción junto a un escudo de calor, como una roca o peñasco.

Mantener la comida fresca

Al acampar, mantener los alimentos frescos hace que las comidas tengan mejor sabor y reduces la posibilidad de intoxicación alimentaria. Cuando estés en un viaje en coche de varios días acampando, mantén un refrigerador congelador separado para la comida que se utilizará más adelante en el viaje. Congela carnes y otros artículos y guarda en el refrigerador congelador con hielo seco. Deja el refrigerador congelador sellado el mayor tiempo posible hasta que se necesite la comida. En el refrigerador regular, usa botellas de agua congelada para mantener fríos los alimentos y su enfriador seco. A medida que se descongele, el agua puede ser usada para beber. Prepara la mayor cantidad de alimentos tanto como sea posible en casa y almacena comidas separadas en bolsas de plástico con cierre para mantener la cocina y las áreas de almacenamiento limpias. Al preparar las carnes crudas en el campamento, evita la contaminación cruzada por la limpieza de los utensilios antes de utilizar con otros alimentos.

Fogata con horno de piedra

El uso de la fogata para cocinar es divertido y útil especialmente cuando eres mochilero. Un horno de roca es excelente para cocinar pescado recién pescado, así como carnes y verduras. En primer lugar tendrás seis rocas del tamaño correcto, que deben ser limpiados a fondo. No utilices roca del río, ya que pueden explotar en el fuego. Coloca una gran roca plana cerca del borde de la fosa hoguera, asegurándote de que esté nivelada. Necesitarás rocas de igual altura para formar los lados y la parte posterior del horno. Tres rocas es bueno, pero es posible utilizar más si es necesario. Es muy importante evitar grandes espacios entre las rocas. Otra gran roca plana sirve como la parte superior del horno. Asegúrate de que el horno esté lo suficientemente alto como para caber dentro de los alimentos y lo suficientemente fuerte para que no se derrumbará durante la cocción. Construye tu fuego para que rodee completamente el horno, la espalda, los costados y la parte superior. Debes tener una piedra extra para servir como puerta una vez que se hayan colocado en el interior los alimentos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles