Trucos que puedes enseñar a tu gato: rodar

Escrito por annabelle brown | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Trucos que puedes enseñar a tu gato: rodar
Utiliza bocadillos para gato como recompensa cuando enseñes nuevos trucos a tu gato. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Los gatos son animales inteligentes capaces de aprender varios comandos. Enseñarles trucos como "rodar" proporciona una estimulación saludable que evita el aburrimiento. Entrenar a tu gato para realizar trucos y seguir órdenes también fortalecerá el vínculo con tu mascota. No te tomes el entrenamiento de tu gato muy en serio, asegúrate de que tanto tú como tu mascota disfrutan de la experiencia.

Otras personas están leyendo

Recompensas

Utiliza recompensas para atraer a tu gato para realizar trucos como "rodar". A diferencia de los perros, los gatos no se preocupan por complacer a sus dueños con trucos, así que la recompensa que elijas debe ser algo especial que realmente quiera tu gato, como su golosina favorita, un nuevo juguete con menta de gatos o afecto extra. Para la mayoría de los gatos, las golosinas son las mejores. Utiliza el elogio verbal junto con las recompensas. Dale el tratamiento inmediatamente después de tu gato realiza el truco de rodar, para que entienda que está siendo recompensado por esa acción en particular.

Sincronización

Busca el momento adecuado para enseñar a tu gato cómo darse la vuelta. Si él está de mal humor, cansado o quiere que lo dejen solo, escoge una hora diferente. Busca el instante en que es juguetón, cariñoso y quiere tu atención. Prueba con dos sesiones de entrenamiento por día y no utilices más de cinco minutos para cada sesión. Cuando tu gato pierda el interés en aprender a rodar, termina la sesión. Nunca castigues a su gato cuando pierda el interés o no lo haga. Una vez que pueda darse la vuelta en el momento justo, comienza a trabajar en nuevos comandos, pero practica diariamente el truco.

Hábitos naturales

Usa las acciones que tu gato ya realiza cuando le enseñaste a rodar. Por ejemplo, si le gusta acostarse en el suelo, suavemente guíalo para que ruede o se dé la vuelta conforme le digas el comando y luego dale una recompensa. Repite esta acción durante varias sesiones de entrenamiento. Con el tiempo, tu gato aprenderá a hacer el truco por su cuenta. Utiliza este principio para también enseñarle otros trucos.

Sé flexible

Mientras que los gatos son animales inteligentes capaces de ser entrenados para realizar trucos como "rodar", no todos los gatos están interesados en aprender a hacer trucos bajo un comando. Si tu gato no es receptivo a tus intentos de enseñarle a rodar, prueba con un comando sencillo, como "ven" para facilitarle a tu gato la idea de obedecer órdenes. O recompénsalo por las acciones que ya hace para enseñarle a realizar esas acciones cuando le des el comando. Por ejemplo, si tu gato ya se sienta, dile "siéntate", ya que lo haga ofrécele un bocadillo. Con el tiempo, tu gato aprenderá a asociar el comando con la acción y la recompensa, y se sentará cuando se lo indiques. Una vez que entienda que va a recibir un bocadillo cuando obedezca tus órdenes, ya puedes comenzar a enseñarle trucos más complejos como "rodar".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles