Hobbies

¿Por qué el tubo de escape huele a gasolina y tiene mi automóvil un ralentí brusco?

Escrito por justin cupler | Traducido por rafael ernesto díaz
¿Por qué el tubo de escape huele a gasolina y tiene mi automóvil un ralentí brusco?

El escape de tu vehículo nunca debe tener olor a combustible sin quemar.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

El motor de combustión interna requiere una mezcla precisa de combustible y aire para funcionar correctamente. Demasiado de cualquiera puede ocasionar graves problemas de funcionamiento. Cuando el motor tiene un ralentí brusco y el tubo de escape tiene olor a gasolina cruda y sin quemar, está sufriendo de una condición de escape excesivo de combustión incompleta. Hay fallas de cuatro componentes principales que pueden causar esta condición.

Otras personas están leyendo

Bujías sucias o desgastadas

Con el tiempo, o debido a problemas mecánicos, las bujías en tu vehículo se desgastas o fallan. El acto real de una bujía desgastándose es cuando el electrodo se agota, ampliando la distancia de la bujía. Una brecha ampliada produce una chispa más fría, lo que puede crear una combustión incompleta, ya que no puede quemar todo el combustible en la cámara de combustión. Esto permite que el combustible crudo y sin quemar salga del tubo de escape. Las bujías sucias tienen un cuerpo extraño, como cenizas, hollín, alquitrán, aceite o combustible, cubriendo los electrodos y causando una resistencia excesiva y haciendo la chispa más fría. Esto genera un ralentí brusco y olor a combustible en el escape.

Fallo de la bobina de encendido o del distribuidor

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

La bobina de encendido y el distribuidor suministran la corriente eléctrica a las bujías de encendido, para que se produzca la chispa. Si la bobina o el distribuidor falla, la chispa puede ser demasiado fría para encender todo el combustible en la cámara de combustión. El síntoma es un ralentí brusco y olor a gasolina del tubo de escape.

Fugas del inyector de combustible o del carburador

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Los inyectores de combustible o el carburador de tu vehículo regulan el flujo de combustible dentro de la cámara de combustión. Si un inyector o carburador comienza a perder combustible en dicha cámara, se crea una condición de escape excesivo. Esto causa un ralentí brusco y que gasolina sin quemar se meta en el escape, generando olor a gasolina en el mismo.

Computadora defectuosa

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Desde mediados de 1980 hasta la actualidad, las computadoras se han vuelto más frecuentes en los automóviles. Estas regulan todo, desde las ventanas eléctricas hasta la mezcla de combustible y aire. Si la computadora del vehículo falla, no podrá leer correctamente la mezcla aire-combustible. Esto puede causar que el equipo piense que el motor está funcionando con una mezcla pobre, sin suficiente gasolina, y aumente el flujo de combustible en la cámara de combustión. Esto causará un ralentí brusco y olor a gasolina en el tubo de escape.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media