Cómo hacer tus propias granjas de hormigas

Escrito por lizz shepherd | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer tus propias granjas de hormigas
Granjas de hormigas. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Las granjas de hormigas pueden ser una forma barata de mantener un hábitat de hormigas. Suelen venderse con un hábitat rectangular como granja y normalmente tienen un sustituto de tierra para que las hormigas caven en ella. Sin embargo, es posible hacer una granja de hormigas por mucho menos. Una granja casera es un hábitat más personalizable que se puede hacer con cualquier tamaño y forma.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un tanque, una pecera o una jarra

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Comienza con una estructura de vidrio o de plexigas. Debe ser transparente para que puedas ver los túneles de hormigas cuando los hayan formado. Los tanques de peces o las peceras más pequeñas van bien como granjas de hormigas, pero tendrás que modificarlas ligeramente para que los túneles sean visibles.

  2. 2

    Coloca un objeto en el centro de la estructura que mantenga a las hormigas cerca del vidrio. Esto garantizará que puedas ver los túneles que cavan. Para formar la estructura interior para fijar el envase, corta trozos robustos de cartulina y pégalos en su lugar para sujetar la suciedad cerca del vidrio. Para conseguir una granja más sólida, corta trozos de vidrio o de plástico y pégalos en su lugar con cemento de caucho.

  3. 3

    Construye una tapa hermética para la granja de hormigas. Este debe ser de vidrio o de plástico grueso que las hormigas no puedan masticar. Haz agujeros en la parte superior para el aire y una apertura que te permita introducir comida en la granja. Si utilizas un tarro, simplemente haz agujeros pequeños en la tapa.

  4. 4

    Busca hormigas. Las hormigas negras grandes probablemente son menos agresivas. También construirán túneles suficientemente grandes para crear un efecto interesante en la granja. Consigue tus hormigas de la misma colonia o podrían luchar unas con otras. Recógelas en un tarro y coloca algo de suciedad rodeando su casa original en otro tarro.

  5. 5

    Coloca las hormigas en el refrigerador para reducir su movimiento. Las hormigas entrarán en una minihibernación que te permitirá colocarlas en la granja más fácilmente. Mientras estén enfriadas, coloca la suciedad en tu granja. Coloca unas pocas gotas de agua en la suciedad y unas pocas migas de comida. Introduce las hormigas y cierra la tapa. Deberás alimentarlas varias veces a la semana. Cuando las alimentes, reabastece la humedad en la granja de hormigas con unas pocas gotas de agua.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles