Tutorial para pulir el metal

Escrito por helen jain | Traducido por katherine bastidas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Tutorial para pulir el metal
Los materiales metálicos varían significativamente. El pulido puede requerir un cierto esfuerzo adicional dependiendo del metal. (metal image by Andrzej Wlodarczyk from Fotolia.com)

El metal es difícil de pulir. A diferencia del cuero u otros materiales, que se pueden pulir con una aplicación sencilla y utilizando el pulimento adecuado, los metales necesitan trabajo extra y a veces necesitan suavizarse antes de que el pulimento pueda mostrar el potencial del metal. Todos los metales deben pulirse de vez en cuando.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Taladro eléctrico
  • Discos de pulido
  • Pulimento para metales
  • Papel de lija (o rueda de alambre o cepillo)
  • Paño suave
  • Pulimento para cromo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Coloca el disco para pulir en el taladro. El método exacto será diferente dependiendo del taladro. Coloca el accesorio adecuado para la rueda de pulido mientras el taladro está desconectado, encájalo en su lugar presionando o girando el botón correspondiente, y revisa que esté conectado adecuadamente.

  2. 2

    Pon el pulidor de metales en el disco para pulir. Enchufa el taladro y vuelve a encenderlo. Mueve el taladro sobre el metal haciendo un movimiento circular. Pasa sobre el metal durante unos cinco minutos.

  3. 3

    Limpia el exceso de pulimento con un paño. Revisa el metal para ver si tiene manchas difíciles. Utiliza un papel de lija de grano fino, que tenga un grano de alrededor de 600 a 1000, en los lugares difíciles. Se puede utilizar un disco o un cepillo de alambre en lugar de papel de lija. Pule de nuevo después de quitar los puntos ásperos.

  4. 4

    Enjuaga el exceso de pulimento con agua y un trapo limpio. Agrega un poco de pulimento de cromo en un paño y pule el metal a mano haciendo pequeños círculos. Aplica el pulimento y luego límpialo con un paño limpio en los mismos círculos pequeños, eliminando el exceso de esmalte y haciendo que el metal brille.

  5. 5

    Enjuaga el metal, y luego sécalo con un paño suave. Revisa que el metal esté pulido. Si no se ve muy bien, repite el proceso.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles