Cómo la ubicación de elementos en la tabla periódica afecta las propiedades físicas y químicas

Escrito por phil whitmer | Traducido por maría di nucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo la ubicación de elementos en la tabla periódica afecta las propiedades físicas y químicas
La tabla periódica de los elementos es un gráfico organizado de todos los elementos. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

A principios de 1800, los químicos notaron que cuando los elementos se organizan por peso atómico, o masa, presentan una repetición periódica regular de los rasgos de propiedades químicas y físicas. La forma de la tabla periódica intenta ajustar el conjunto diverso de elementos en un esquema lógico. La primer tabla periódica fue desarrollada por Julius Meyer y Mendeleiev Dmitri en 1869. En el siglo 21, la tabla periódica continúa creciendo a medida que se descubren y se añaden nuevos elementos.

Otras personas están leyendo

Organización

En 1913, la tabla periódica moderna de los elementos fue creada cuando Henry Moseley ordenó los elementos según el número de protones en el núcleo. Una tabla organizada por número atómico creciente ofreció un ordenamiento más preciso y exacto. Los elementos son graficados en las columnas llamadas grupos o familias. Una o dos letras se utilizan para designar cada elemento. Cada elemento de la familia comparte propiedades químicas y físicas con los demás miembros.

Grupos

Cada columna de la tabla periódica se clasifica como un grupo de elementos similares con muchas características en común. El grupo 1 contiene metales blandos, plateados, alcalinos tales como litio, sodio y potasio. En raros casos, tales como en el núcleo de Júpiter, el hidrógeno puede ser un metal alcalino. El grupo 2 comprende los metales alcalinotérreos, como el magnesio y el radio. Otros miembros de los grupos principales son: boro, carbono, nitrógeno, calcógeno y halógeno, así como los gases nobles. Los otros grupos son llamados metales de transición.

Patrones

La tabla periódica se ha organizado en tres bloques de elementos con las mismas configuraciones de valencia, o cargas eléctricas positivas o negativas de los electrones, de la cubierta exterior del átomo de órbitas. Las cargas determinan la reactividad con otros elementos para formar compuestos. Las filas horizontales de elementos se denominan períodos. Cada elemento en la fila contiene un electrón y un protón más. Moviéndote a través de la fila, el electrón adicional afecta a la reactividad del elemento. Los elementos transmutan periódicamente de propiedades metálicas a no metálicas hasta que se alcanza una configuración de electrón estable, no reactiva. La adición de otro electrón hace el elemento reactivo y metálico nuevamente.

Periodicidad

La disposición de los elementos en la tabla periódica ilustra la periodicidad de las propiedades elementales. La capacidad de los elementos para formar enlaces co-valentes e iónicos con otros elementos se basa en repeticiones periódicas de las configuraciones electrónicas de valencia. Los átomos forman compuestos estables al rechazar, compartir o aceptar un electrón de valencia hasta que los dos átomos forman una cubierta externa completa. La electronegatividad de un elemento y la reactividad disminuyen a medida que se mueven verticalmente hacia abajo en una columna. Los átomos altamente electronegativos aceptan fácilmente electrones de enlace, pero no es fácil para ellos compartir enlaces reactivos covalentes. Las propiedades físicas, tales como los puntos de fusión y ebullición aumentan a medida que se desciende un grupo de columnas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles