Cómo ubicar una cuna en un dormitorio pequeño

Escrito por oubria tronshaw | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ubicar una cuna en un dormitorio pequeño
Mantén a tu bebé recién nacido cerca de ti. (Photos.com/AbleStock.com/Getty Images)

Traer un nuevo bebé al hogar es un evento lleno de alegría que cambia la vida. Algunos padres pueden permitirse el lujo de ofrecerle el mundo entero a sus hijos, mientras que otros tienen que mantenerlos con limitaciones de espacio y de recursos financieros. Si vas a compartir una habitación pequeña con tu bebé, ten en cuenta estos consejos para agrandar el espacio y lograr que tu bebé se sienta cómodo en el hogar. No te preocupes por la falta de bienes materiales, siempre y cuando le brindes gran cantidad de amor, tu bebé será rico más allá de todo.

Otras personas están leyendo

Despeja el espacio

Quita los elementos que no sean esenciales para que haya espacio para la cuna del recién nacido. Revisa con atención la ropa y los accesorios en el ambiente; dona, almacena o desecha los artículos que ya no usas o no que usas de forma regular. Haz espacio en el armario para tu ropa y los elementos del bebé para maximizar el espacio de la habitación en donde vas a colocar la cuna y los accesorios para bebés.

Reducción

Reduce la cantidad de mobiliario que haya en el dormitorio. Si tienes una cama de tamaño king, cámbiala por una de tamaño queen. Si tienes una cama queen, cámbiala por una cama doble. Si eres padre soltero y tienes una cama doble, reemplaza por dos camas individuales. Cambia el armario por contenedores de almacenamiento que se deslizan fuera de la vista. Monta la televisión en la pared y reemplaza tu biblioteca por estantes en la parte superior de la pared.

Despeja el piso

Para maximizar el espacio del piso, empuja los muebles hacia el perímetro de la habitación lo más que puedas. Deshecha los muebles que usas sólo con fines decorativos; cuando introduces una cuna en un espacio pequeño, todos los elementos de la habitación deben tener un propósito en cuanto a su forma y función.

Cuna pequeña

Compra una cuna muy pequeña o una con forma ovalada en lugar de una cuna de gran tamaño. Crea una "zona para el bebé", que dará la ilusión de que el niño tiene su propia área privada. Decora la pared detrás de la cuna del bebé con colores fríos que se alejan y generan la ilusión de que la habitación parece más amplia, como verde y azul claros o violeta. Como alternativa, empapela la pared con diseños infantiles o pinta un mural con la imagen de la naturaleza o personajes de dibujos animados. Si es posible, sitúa la cuna cerca de una ventana para que el bebé pueda beneficiarse de la luz solar natural.

Divide el espacio

Coloca un biombo en torno a la cuna del bebé para separar su área de la tuya. Como alternativa, cuelga cortinas transparentes desde el cieloraso que caigan en forma de cascada alrededor de la cuna; las cortinas crean la ilusión de privacidad y al mismo tiempo te permiten vigilar de cerca al niño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles