Úlceras en el ojo

Escrito por travis sharpe | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Úlceras en el ojo
Una infección del globo ocular puede volverse roja. (Christopher Robbins/Digital Vision/Getty Images)

Las úlceras normalmente se forman en el ojo como resultado de una infección. Se forman en el área del ojo conocida como córnea, que es el tejido transparente que cubre el iris y la pupila. Las úlceras corneales infecciosas se forman como consecuencia de las bacterias, virus y hongos. Las que ocurren sin una infección activa son conocidas como úlceras de Morren. Cualquier tipo de úlcera corneal causa dolor ocular severo y puede llevar a la pérdida de la visión permanente.

Otras personas están leyendo

Anatomía de la córnea

Según los Archives of Ophthalmology (Archivos de Oftalmología), el espesor medio de la córnea humana es aproximadamente de 1/2 mm. Este tejido se compone de cinco capas. La capa superior, conocida como el epitelio corneal, es donde comienza la úlcera. Si llega a arañarse el epitelio, un microorganismo infeccioso puede adherirse a la córnea y comenzar a reproducirse, causando una infección activa. El daño a la córnea deriva del propio microorganismo y del sistema inmunológico del ojo luchando para matar los microorganismos. Si una cicatriz se desarrolla sobre la pupila, la visión en el ojo afectado será reducida permanentemente.

Úlcera corneal bacteriana

Las úlceras corneales bacterianas se relacionan comúnmente con el uso de lentes de contacto. La falta de higiene con los lentes de contacto o llevarlas puestas demasiado tiempo puede aumentar el riesgo de sufrir una úlcera corneal bacteriana. Harán que el ojo se vuelva rojo, doloroso y sensible a la luz. Generalmente afecta a un ojo solamente y no son contagiosas. Las úlceras corneales bacterianas se tratan generalmente con un colirio antibiótico.

Úlcera corneal viral

Las úlceras corneales virales se desarrollan como resultado de los virus de herpes simple tipo 1. Este es el mismo virus que causa el herpes labial en la boca. El virus se encuentra latente en el tronco encefálico. Al ojo infectado, el virus viaja por el nervio que detecta el dolor para el ojo. Cuando llega a los ojos, hace que se desarrolle una úlcera en la córnea. Esta úlcera corneal sólo causa malestar leve y ojos llorosos. El virus afecta sólo a un ojo al tiempo y no es contagioso. El tratamiento son gotas antivirales. El virus de herpes simple tipo 1 no se relaciona con el virus que causa el herpes genital.

Úlcera corneal fúngica

Las úlceras corneales fúngicas comúnmente se desarrollan como resultado de un trauma ocular con materia vegetal como una rama de malas hierbas o árbol. Si se introduce en el ojo una rama de hierba o árbol, las células fúngicas se apegan a la córnea y se desarrolla una úlcera corneal. Éstas causan síntomas casi idénticos a la úlcera corneal bacteriana. Las gotas oftálmicas antimicóticas tratarán una úlcera corneal micótica. Por desgracia, las úlceras corneales fúngicas no responden al tratamiento tan pronto como una úlcera corneal bacteriana.

Úlcera de Morren

La úlcera de la Morren realmente se desarrolla sin la presencia de una infección. El sistema inmune del ojo comienza a secretar enzimas que disuelven normalmente las bacterias, virus y hongos. Ante la ausencia de estos microorganismos, las enzimas disuelven el tejido corneal. Esto causa una úlcera en la córnea. La úlcera de Morren hace que el ojo se vuelva rojo, moderadamente irritado y sensible a la luz. Estas úlceras se tratan con colirios antiinflamatorios como los corticosteroides.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles