DESCUBRIR
×
Loading ...

Usos creativos para los saquitos de té

Actualizado 13 septiembre, 2018

El té puede agradarte por muchos motivos. Es una de las mejores bebidas dietéticas que se pueden encontrar, ya que no contiene grasas, ni azúcar, ni carbohidratos y además tiene muy pocas calorías. Lo que es aún mejor, está lleno de saludables antioxidantes y contiene una gran cantidad de manganeso. Lo que tal vez no sabes, es que el té tiene una gran cantidad de usos además de su rol habitual como una bebida refrescante, que se puede consumir fría o caliente. Estos son algunos usos que despertarán tu imaginación.

Instrucciones

Pamela Follett/Demand Media
  1. No deseches el té en la basura. En su lugar, usa sus hojas para añadir materia orgánica a tu compostera. Si no haces compost, simplemente puedes poner las hojas sobre tus canteros. Algunos sacos de té tienen unas mallas de polipropileno que no son biodegradables. Si ese es el caso, debes abrirlos, tomar el té y desechar los sacos. El té de manzanilla tiene un truco más interesante bajo la manga. Es un fungicida suave pero eficaz para tus plántulas, que las mantiene saludables hasta que están listas para el trasplante. Llena una botella con atomizador con un té de manzanilla fuerte y rocíalas ligeramente.

    Loading ...
    Pamela Follett/Demand Media
  2. Los mismos taninos fenólicos que le brindan al té sus sabor seco, refrescante, que ayuda a limpiar el paladar, también pueden rejuvenecer tus párpados cansados. Espera a que los saquitos usados se enfríen y cuando tengas los ojos hinchados puedes usarlos como compresas frías. No solo se sentirán bien sino que los taninos afirmarán suavemente la piel y harán que tus ojos se vean mejor. Tanto el té verde, el negro e incluso el té herbario de manzanilla, que también es rico en antioxidantes además de los taninos, te resultarán útiles para esta función. Incluso puedes conservar los sacos de té usados en el refrigerador durante algunos días, para una "emergencia".

    Getty Images
  3. Si deseas añadirle un sabor rico y ahumado a tu barbacoa y no tienes leña a mano, puedes adoptar un truco que emplean los chefs asiáticos y usar el té. Haz un paquete con papel de aluminio que contenga té suelto, ya sea negro u oolong, junto con otros ingredientes saborizantes, como las cáscaras de frutos cítricos y las especias. Perfora algunos agujeros en el paquete y deslízalo debajo de la parrilla en tu barbacoa. También puedes usarlo en el interior de tu hogar, si tienes una buena campana extractora y colocas el envoltorio debajo de un trébet de metal y la comida en la parte superior. Usa bolas de papel de aluminio para elevar el trébet al menos unas 2 pulgadas (5 cm) sobre el té. Deberías usar una olla con una tapa hermética para que contenga el humo tanto como sea posible.

    Getty Images
  4. Si te agradan las artesanías, puedes usar el té como una tintura suave para darle rápidamente un toque oscuro y antiguo al papel o a las telas claras. Si debes teñir una sola página de papel, simplemente puedes "pintarla" con un saco de té usado. Alternativamente, puedes usar un cuarto o dos cuartos de galón (946 ml a 1,8 l) de té caliente, recién hecho, y pintar las páginas con un pincel. También puedes verter el té en un recipiente plano y colocar en su interior una o dos páginas. Para teñir telas, usa una mayor cantidad de té y fija el color o añade "un mordiente" con vinagre o alumbre.

    Getty Images
Loading ...
Loading ...