Usos de un gato mecánico

Escrito por sarah mcleod | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Usos de un gato mecánico
Cambiar un neumático no requiere más de 2 pulgadas (5,08 cm) de elevación. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Como lo implica su nombre, un gato mecánico está fabricado con la intención de permitir a los propietarios elevar un vehículo a partir del nivel del suelo con el fin de observar y trabajar en el vehículo desde abajo de éste. En respuesta a las necesidades de los consumidores, los gatos mecánicos están disponibles en una variedad de tamaños y pesos para su uso en cualquier vehículo comercializado de o fuera de ruta. Con el tiempo, otros usos para los gatos elevadores han evolucionado.

Otras personas están leyendo

Cambiar un neumático

Después de evaluar si un neumático de repuesto está disponible, los conductores que sufren las molestias de un pinchazo comenzarán a buscar el gato. El gato que realmente se necesita es uno de elevación, lo suficientemente fuerte como para levantar un vehículo del suelo con el fin de iniciar el mantenimiento de los neumáticos. Algunos gatos elevadores tienen dos bombas para aumentar la elevación y levantar el coche más rápido. Con cada movimiento de la palanca de la bomba, el elevador se levanta más rápido. Los gatos de elevación hidráulicos tienen ajustes de la presión de aire que permiten la elevación con una válvula de control de aire y poco o nada de bombeo por parte del usuario. El más fuerte de estos gatos tiene acero, cromo y piezas de fundición. Los gatos de dos o tres toneladas son los más adecuados para levantar automóviles y vehículos utilitarios deportivos.

Vehículo atascado

Si un coche o camión se queda atascado en la nieve, arena movediza o una pila de barro, un gato elevador puede ser el único recurso para jalar y sacar el vehículo. Levantar la parte delantera del vehículo, específicamente, puede interrumpir la succión. En estos casos, el gato debe estar más alto que los neumáticos. Los neumáticos estándar pueden precisar de un conector de elevación 48 pulgadas (121,2 cm), mientras que los neumáticos más altos pueden requerir una herramienta de 60 pulgadas (152,4 cm).

Elevamiento

Después de retirar con éxito un vehículo de una aspiración, algunos gatos de elevación se pueden utilizar para jalar o levantar un vehículo fuera de una posición de atascamiento. Los gatos de elevación lo suficientemente fuertes como para tirar de un vehículo por lo general tienen al menos una capacidad de 5.000 toneladas. Algunos gatos de elevación tienen parachoques y los conjuntos de montaje de bastidor y adaptadores de parachoques que permiten que el gato se monte seguramente la parte exterior de un vehículo. Si estos no están disponibles, los usuarios pueden adjuntar un extremo de una cadena, correa o cuerda de remolque a la parte superior de la abrazadera de toma del gato o la nariz de elevación y el otro extremo al vehículo o un objeto sólido como un árbol. Con el gato de elevación asegurado, puede ser jalado para elevar un vehículo fuera del bache.

Bajar un vehículo

A medida que bajes la palanca del gato éste elevará un vehículo encima de la tierra y cada vez que eleves la misma palanca éste bajará el vehículo al suelo. Los gatos de elevación deben ser bien mantenidos y lubricados regularmente para evitar que se pegue la manija de la bomba. Bajar la palanca de un un gato elevador puede ser más peligroso que elevarla. Un mecanismo de elevación arenoso u obstruido puede dejar caer una pesada carga en lugar de bajarla gradualmente, lo que puede causar daño a los usuarios y personas alrededor.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles