Usos de la histamina

Escrito por lori karnac | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Usos de la histamina
La histamina tiene usos tanto diagnósticos como médicos. (chemical experience image by Sergey Galushko from Fotolia.com)

La histamina no es sólo un químico irritante que puede provocar reacciones alérgicas y hacer que debas tomar píldoras antihistamínicas; también juega un papel de suma importancia en tu supervivencia diaria. La histamina actúa como neurotransmisor, transfiriendo información neurológica que ayuda al funcionamiento de tu cerebro. La histamina es también importante para tu sistema digestivo e inmunológico. Los médicos utilizan la histamina como una herramienta de diagnóstico, para evaluar las funciones cognitivas, inmunológicas y digestivas.

Otras personas están leyendo

Neurotransmisor

Como neurotransmisor en el cerebro, la histamina ayuda a regular el sueño y su ciclo y tu habilidad para concentrarte. La sensación de somnolencia que suele a acompañar a la ingesta de antihistamínicos resulta del bloqueo de la función natural de la histamina en tu cuerpo. Los investigadores médicos han utilizado la histamina para explorar gran variedad de funciones neurológicas. Por ejemplo, los estudios clínicos realizados por un científico en la Universidad Médica de Tohoku en Japón han mostrado que la manipulación en los niveles histamínicos de los ratones les provocan sensación de somnolencia y provoca que tengan un bajo desempeño en pruebas de inteligencia y de defensa ante un agresor.

Regulación gástrica

La histamina ayuda a balancear tu sistema digestivo regulando la producción de ácidos gástricos. El periódico de la Asociación Canadiense de Médicos describe el uso de la histamina en estudios para pacientes con problemas gástricos. Ya que la histamina es esencial para una digestión adecuada, los doctores la utilizan para realizar diagnósticos haciendo que un paciente ayune y luego suministrándole una dosis de histamina para medir la cantidad de ácido gástrico producido naturalmente por el paciente. La medición le dice al doctor si el paciente está produciendo menos ácido del requerido para que su sistema gástrico se encuentre en estado óptimo.

Respuestas inmunológicas

Aunque las células de histamina son encontradas en el cerebro y estómago, la mayoría de las células de histamina son producidas en las regiones cercanas a heridas o a las que estén por sufrir el ataque de algún malestar. El cuerpo produce histamina como reacción inmunológica para defender al cuerpo de diversas amenazas. Mientras que la histamina reacciona para repeler a los invasores percibidos, provoca que los vasos sanguíneos se ensanchen y que los músculos se contraigan. Esto otorga el espacio necesario para que los fluidos salgan del cuerpo, lo que provoca típicamente mucha mucosidad en la nariz o reacciones alérgicas. La histamina puede también provocar erupciones en la piel y otras reacciones en esta. Aunque estos síntomas pueden acarrear irritación e incluso dolor, le permiten a tu sistema inmunológico deshacerse de peligrosos invasores. Los médicos pueden medir la producción de histamina en tu cuerpo para diagnosticar alergias.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles