Usos de un otoscopio

Escrito por joshua black | Traducido por verónica sánchez fang
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Usos de un otoscopio
(Jupiterimages/Creatas/Getty Images)

El otoscopio es un dispositivo médico portátil que permite usar una luz y magnificar un pequeño orificio en el cuerpo para controlar la salud de un paciente en un área en particular. Estos dispositivos tienen una caja de batería en el mango y un cabezal de aumento con espéculos desmontables de diferentes tamaños, dependiendo del uso. Tradicionalmente, estos son utilizados por los médicos para revisar los oídos de los pacientes y la garganta, pero también tienen otros usos prácticos.

Otras personas están leyendo

Examinar los oídos

El otoscopio es tradicionalmente utilizado por los médicos para examinar los oídos del paciente, asegurándose de que el tímpano está intacto y de que no hay anomalías en la anatomía del oído. También busca la acumulación de cera, y puede identificar infecciones.

Examen de garganta

Un otoscopio puede ser utilizado para iluminar y magnificar la garganta, junto con un abate lenguas. El médico puede comprobar que no existen anomalías en las amígdalas o cualquier irritación o infección en la parte posterior de la garganta.

Examen de nariz

El médico puede utilizar un otoscopio para examinar los conductos nasales, usando un espéculo especial. La luz y la ampliación le permite al usuario comprobar si hay una desviación del tabique nasal, sequedad, infección, inflamación y otros problemas físicos que pueden conducir a la obstrucción de las vías respiratorias o dificultad para respirar.

Examen de piel

El tejido de los niños y los adultos puede ser monitoreados por una serie de condiciones diferentes. La combinación de la luz y la ampliación que permite el otoscopio es una gran herramienta para la inspección minuciosa de la piel.

Examen de ojos

Los médicos y oftalmólogos pueden usar un otoscopio para examinar los ojos de un paciente. Esto incluye asegurarse de que las pupilas se dilaten correctamente, el aumento de la retina y el iris, y la detección de cataratas de forma temprana.

Usos veterinarios

El otoscopio no se limita al uso humano. Los veterinarios pueden utilizar su alcance para examinar los oídos, ojos, nariz y garganta de los pacientes de origen animal. El seguimiento de los oídos de los perros y gatos es fundamental para la prevención de infecciones y parásitos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles