Usos de la pomada para el tratamiento de la cicatriz del acné

Escrito por alex burke | Traducido por priscila caminer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Usos de la pomada para el tratamiento de la cicatriz del acné
Las cicatrices del acné son causadas ​​por la respuesta inflamatoria de la lucha del cuerpo contra las bacterias relacionadas con la erupción de un quiste del acné. (Digital Vision./Photodisc/Getty Images)

Las cicatrices del acné son causadas ​​por la respuesta inflamatoria de la lucha del cuerpo contra las bacterias relacionadas con la erupción de un quiste del acné. El resultado es una cicatriz, y la misma puede llegar de tres formas diferentes. Dependiendo del tipo de cicatriz dejada, las pomadas para cicatrices pueden o no ayudar a sanar o a desvanecerlas. Saber qué pomada o preparación tópica podría funcionar para curar las cicatrices del acné significa identificar el tipo de cicatriz.

Otras personas están leyendo

Prevención de las cicatrices de la viruela

Las cicatrices más comunes del acné son los surcos y el picahielo dentado. Estas cicatrices se forman por la misma razón, que el colágeno se ha perdido en la respuesta inflamatoria, que elimina la estructura subyacente en el que se asienta la piel. La piel entonces se hunde en una de estas formaciones. El colágeno tarda hasta 6 meses para sanar alrededor y debajo de la herida cerrada. La mejor manera de contribuir con el proceso y ayudar a sanar la piel con menos cicatrices es comenzar usando un ungüento tópico de venta libre para la reducción de la cicatriz como Mederma. El tratamiento con Mederma debe iniciarse inmediatamente después de que la herida haya cicatrizado y que la herida abierta y las zonas de carne viva se hayan ido. Se utiliza por vía tópica durante 8 a 12 semanas. Bio Oil es otro ungüento que produce resultados similares. Ninguno de los tratamientos puede prevenir completamente una cicatriz, pero se puede reducir la profundidad de la cicatriz para que sea menos sensible y se pueda cubrir más fácilmente con maquillaje.

Curación de queloides

Los queloides son el reverso de una cicatriz que deja un surco o picahielo dentado. Llegan a la parte superior de la piel como tejido cicatrizal porque la liberación de colágeno se vuelve hiperactiva. La más pequeña de las heridas pueden causar queloides y los resultados son en ocasiones grandes e incómodos. Los queloides no son cicatrices fáciles de tratar, debido a que cortarlos produce más tejido cicatrizal. Pueden, sin embargo, atenuarse y encogerse. Las pomadas con base de silicona como ScarGuard y Kelo-cote ayudarán a calmar el malestar de los queloides y a reducir su espesor. La cortisona tópica también puede ayudar en la reducción de la cicatriz elevada que forma los queloides.

Extracción de la atrofia macular folicular

El tercer tipo de cicatriz de acné que puede ocurrir son pequeñas y firmes protuberancias blancas que apenas se elevan por encima de la superficie de la piel. Se ven como puntos blancos que no se han desarrollado completamente. Conocida como atrofia macular folicular, este tipo de cicatriz proviene del daño a las fibras elásticas de todo el folículo. Las fibras mantienen la piel plana y cuando se dañan, la piel se abomba en un pequeño montículo. El cuerpo debe sanar este daño por que el abombamiento puede quedar durante meses o años. No hay evidencia de que una pomada para cicatrices pueda curar la atrofia macular folicular, también llamada elastolisis perifolicular. La mayoría de los tratamientos implican la escisión por raspado, el corte superficial de la piel dañada. El uso de remedios naturales como el aceite de espino amarillo, el cual se sabe que tiene efectos de restauración en la piel y heridas, puede ser una buena opción para la eliminación de este tipo de cicatrices.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles