DESCUBRIR
×

Usos de la salsa de pesto

Actualizado 23 marzo, 2017

El pesto, una receta originaria de Génova en Italia, es un pasta verde tradicionalmente compuesta por albahaca, ajo, queso, piñones y aceite de oliva. El pesto no se cocina, por lo que debe ser fresco. Se echa a perder rápidamente y desarrolla mohos, por eso, si tienes un frasco es mejor usarlo rápido. Puedes usarlo en toda clase de platos.

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images

Pasta

La pasta es la forma más tradicional de usar el pesto y es una buena alternativa de la salsa de tomate o la salsa Alfredo. Mezcla algunas cucharadas de pesto con la pasta caliente y un poco del agua de cocción y revuelve hasta que la pasta se cubra bien. Puedes agregar algunas hortalizas para sumarle sabor, como tomates o alcachofas.

Decoración

El pesto puede ser una buena decoración. Puedes cubrir un pescado a la plancha u hortalizas al vapor con pesto y dejarlo derretir para sumar un toque de sabor. O, puedes mezclar un poco dentro de un plato de sopa. Combina muy bien con la sopa de tomate o el minestrone.

Untable

El pesto queda bien también untado sobre panes y galletitas. Puedes ponerlo por encima de rodajas de tostadas de pan francés y luego colocarlo en la parrilla para hacer que se derrita. Pruébalo con galletitas y queso de cabra. Considera agregarle a las dos opciones algunos tomates cubeteados.

Salsa

Usa el pesto como salsa para productos frescos. Corta algunos tomates cherry a la mitad y dales a tus invitados un recipiente con salsa de pesto a modo de bocadillo saludable, diferente de los típicos nachos con queso o las papas fritas.

Salsa para sándwiches

Úsalo en un sándwich. Asa pechugas de pollo y córtalas en tiras. Colócalas sobre un pan (tostado o sin tostar) y cubre una de las rodajas de pan con pesto. Agrega un poco de sal y pimienta para condimentar. También puedes probarlo con otras carnes o convertirlo en la salsa principal de un sándwich vegetariano con hortalizas frescas.

Pizza

Crea una pizza al pesto. Haz una pizza siguiendo tu receta habitual, con cualquier queso, cubiertas y la masa que desees y usa el pesto en lugar del puré de tomate.