Cómo utilizar las camas solares

Escrito por chad buleen | Traducido por alejandra rojas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar las camas solares
(Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La cama de bronceado, también llamada cama solar, es a menudo utilizada para profundizar un bronceado o mantener uno actual. Los organismos gubernamentales como la Administración de Comida y Drogas de los Estados Unidos (FDA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), han establecido estándares que regulan el uso de las camas solares. Una razón significante para la regulación es porque los usuarios están expuestos a luces ultravioleta, las cuales pueden dañar y causar cáncer en la piel.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un cronómetro
  • Unas gafas de protección

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lee la información o escucha al instructor de la sesión que el salón provee antes de utilizar una cama de bronceado por primera vez. Esta información describe cómo utilizar de forma segura el equipo y los riesgos asociados con el uso de las camas solares.

  2. 2

    Utiliza el cronómetro. Típicamente, las instalaciones para las camas solares son requeridas por ley, para tener cronómetros disponibles para los usuarios. Utilízalo para asegurarte de que no estás recibiendo demasiada exposición en una sola sesión. Cerca de 20 minutos por sesión es suficiente.

  3. 3

    Mantén la cuenta de cuántas veces has utilizado la cama solar en el transcurso del año. La norma internacional es no más de 50 veces al año, aunque algunos recomiendan no más de 20 veces al año.

  4. 4

    Revisa tu piel entre cada sesión de bronceado. Busca por cambios en tu piel como lunares o pecas nuevas o alteradas, después de una sesión de bronceado. Si algo no se ve bien, detén el uso de las camas inmediatamente y visita a un dermatólogo.

  5. 5

    Utiliza unas gafas de protección cuando estés recostado sobre una cama solar. Las gafas negras ayudan a proteger tus ojos de todos los rayos UV. Estas deben de utilizarse desde el momento que te recuestas en la cama solar, hasta que te levantas. Simplemente cerrar tus ojos no es suficiente protección y puede resultar en daños severos.

Consejos y advertencias

  • En el Reino Unido, los adolescentes menores de 16 años requieren de un permiso de los padres para utilizar una cama solar. En Francia, nadie menor de 18 años tiene permitido el uso de una cama solar. En los Estados Unidos, los fabricantes de las camas solares deben adjuntar etiquetas con precauciones acerca de los tipos de piel y consejos acerca del uso de gafas para proteger tus ojos.
  • Estar recostado en una cama solar por 10 minutos es más intenso para la piel que recostarse debajo de los rayos del sol por la misma cantidad de tiempo.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles