Cómo utilizar un corsé en la modificación corporal

Escrito por ehow contributor | Traducido por andrés marino ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar un corsé en la modificación corporal
(Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

La corsetería fue una práctica que originalmente apareció en la edad media. Desapareció pero recientemente ha hecho una dramática reaparición. Hay muchos estudios que indican los peligros de esta práctica en la salud de una persona. No obstante, algunas personas los utilizan para mejorar su autoestima.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Toma la medida de tu cintura antes de comenzar cualquier tipo de entrenamiento con tu cuerpo. Si tienes una medida en particular como meta, entonces deberías ser capaz de monitorear tu progreso.

  2. 2

    Utiliza un corsés que sea de 3 o 4 pulgadas (7,5 o 10 cm) más chico que tu tamaño actual de cintura. Utiliza esto en lapsos de dos o tres horas hasta que seas capaz de utilizarlo hasta 10 o 12 a la vez.

  3. 3

    Remueve el corsé cuando vayas a dormir pero remplázalo por un entrenador de cintura que sea del mismo tamaño. Utilizar el entrenador a la hora de dormir te permitirá utilizar el corsé durante todo el día.

  4. 4

    Ponte el siguiente talle más pequeño, disminuye de a 2 o 3 pulgadas (5 o 7,5 cm). Cuando no estés vistiendo un corsés nuevo, viste el viejo de modo que no pierdas la reducción que has alcanzado.

  5. 5

    Continúa trabajando cada corsé hasta que llegues al tamaño deseado.

Consejos y advertencias

  • Participar en un entrenamiento de corsés para la modificación corporal es peligroso y una práctica potencialmente dañina. No hay nada de malo con vestir un corsé ocasionalmente, pero si lo haces continuamente para cambiar tu cuerpo, te arriesgas a sufrir complicaciones médicas.
  • Presionar las costillas inferiores mediante el uso de un corsés puedes sufrir mareos, dolor y puede que impidas el flujo de oxígeno a importantes partes del cuerpo.
  • La compresión de tejido blando puede dañar permanentemente tus órganos internos.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles