Cómo utilizar una cureta dental

Escrito por grace keh | Traducido por laura de alba
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar una cureta dental
Es necesario mantener tus dientes sanos para tener una buena salud general. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Mantener buenos hábitos de higiene oral entre las visitas al dentista es esencial para una buena salud dental. El cepillado apropiado y el uso regular del hilo dental es crucial. Utilizar una cureta dental asegura que tus dientes permanezcan libres de manchas y que las encías estén saludables. La cureta remueve el sarro (también llamado cálculo dental), la placa dentobacteriana, las manchas, las bacterias y los residuos de tus dientes. Usándola una vez a la semana o cuando sea necesario, además del cepillado y el hilo dental, la cureta dental ayuda a mantener tus dientes y encías en una condición óptima.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un espejo
  • Una cureta dental
  • Un espejo dental (opcional)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cepilla tus dientes y utiliza el hilo dental.

  2. 2

    Párate enfrente de un espejo en un área bien alumbrada, como el baño. La luz brillante te ayudará a ver las manchas y porciones de cálculos minúsculas. El cálculo dental también se llama sarro y es la acumulación endurecida de placa que no remueves de tus dientes.

  3. 3

    Examina tus dientes para encontrar las manchas y nota las áreas donde será necesario usar la cureta. Éstas son donde las manchas están presentes o donde el hilo dental no ha quitado todos los residuos. Utiliza un espejo dental para revisar la parte posterior de los dientes.

  4. 4

    Sostén la punta de la cureta contra el diente en la línea de la encía. No introduzcas la cureta a mayor profundidad, deja los procedimientos de limpieza profunda a un odontólogo profesional.

  5. 5

    Desliza la cureta lejos de la línea de la encía. Palpa en busca de cualquier parte rugosa o "que atrape la cureta". Éso que sientes puede ser el sarro.

  6. 6

    Suavemente agarra la punta de la cureta lejos de la línea de la encía, hacia el borde oclusal del diente, removiendo todo el sarro, placa y residuos en el camino.

  7. 7

    Sostén la cureta bajo agua corriente para remover cualquier residuo atrapado en la punta.

  8. 8

    Revisa para asegurarte de que todos los lados del diente (entre los dientes, así como en las superficies internas y externas) estén suaves y no tengan más cálculo. Repite el proceso para las áreas de cada diente individual donde los residuos o manchas estén localizados, en o cerca de la línea de la encía.

  9. 9

    Enfócate en las manchas individuales en los dientes tomando la punta afilada de la cureta y raspando manualmente las manchas. Estas manchas se pueden acumular por fumar o por beber frecuentemente café, té o vino tinto; el consumo regular de ciertos alimentos también puede dar lugar a las manchas.

  10. 10

    Limpia las curetas y espejos completamente; usa un desinfectante o esterilizante. Después de secarlo, envuelve la cureta en una toalla de papel seca o de tela y almacénala en un contenedor cerrado hasta el siguiente uso.

Consejos y advertencias

  • Utilizar la cureta una vez al mes debe ser suficiente, pero en ocasiones tal vez necesites hacerlo una vez a la semana, dependiendo de qué tan regular y apropiadamente te cepilles y utilices el hilo dental. Si fumas o consumes café, té o vino tinto regularmente, tus dientes requerirán el uso de la cureta más frecuentemente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles