Cómo utilizar un extractor de puntos negros

Escrito por contributing writer | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar un extractor de puntos negros
(Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

¿Quién no desea saber cómo deshacerse de los puntos negros? Estos son molestos, desagradables y provocan vergüenza. Los extractores de puntos negros -herramientas utilizadas por los terapeutas de belleza profesional que eliminan el bloqueo y las espinillas de la piel- son intimidantes para los que no las conocen. Pero no será necesario visitar a un profesional para eliminar los puntos negros. Podrás deshacerte en tu casa de los mismos con este tratamiento que está diseñado para eliminarlos.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una toalla
  • Un extractor de puntos negros
  • Una crema antiséptica

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Esteriliza el extractor de puntos negros, antes de cada uso, remojándolo en alcohol por un par de minutos. Retíralo y sécalo.

  2. 2

    Prepara tu piel, suavizándola con una ducha de agua caliente o colocando una toalla húmeda caliente en tu rostro hasta que se enfríe. Deja correr más caliente agua caliente sobre la toalla, retuércela y colócala sobre tu cara. Repite cada vez que se enfría.

  3. 3

    Presiona el agujero del extractor sobre el punto negro y presiona suavemente. El contenido del mismo debería aparecer por el agujero sin dañar la piel que lo rodea.

  4. 4

    Usa el lado de la pala para eliminar los restos de piel grasa a los costados de las fosas nasales, en la barbilla y en las orejas.

  5. 5

    Inmediatamente después de usar el extractor, aplica una crema antiséptica calmante para matar cualquier bacteria que pueda ingresar por el poro abierto.

Consejos y advertencias

  • Siempre debes tener cuidado al usar un extractor de puntos negros porque al presionar con demasiada fuerza puedes dañar la piel y causar cicatrices.
  • Al aplicarte una toalla en la cara o al tomar una ducha, asegúrate de que el agua no esté demasiado caliente. Esto puede dañar o incluso quemar la
  • piel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles