Cómo utilizar un infusor de té

Escrito por marie mulrooney | Traducido por beatriz mónica graciela castellini de olgiati
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo utilizar un infusor de té
(Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

Algunos bebedores de té insisten en que para beber una buena taza es necesario prepararlo utilizando un infusor con hojas sueltas o hierbas, en lugar de utilizar los saquitos. Los infusores vienen en varios tamaños para utilizarlos ya sea en tazas individuales o en teteras. Son muy fáciles de usar.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Infusor de té
  • Hojas de té

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Infusores estilo cuchara

  1. 1

    Llena tu taza o tetera con agua caliente.

  2. 2

    Abre el infusor presionando sobre el cierre de metal que mantiene ambas mitades unidas.

  3. 3

    Agrega hojas de té o de hierbas en la cuchara del infusor y ciérralo trabando las mitades en forma segura.

  4. 4

    Coloca el infusor dentro de la taza o de la tetera y déjalo reposar hasta que la bebida haya alcanzado la fuerza que prefieres.

    Infusor esfera

  1. 1

    Retira los tornillos de ambas mitades. Deberás alinear las piezas para poder hacerlo sin dificultades.

  2. 2

    Llena el infusor hasta la mitad con hojas de té o de hierbas secas. Recuerda que algunas, como el fenogreco, se expanden al saturarse de agua, por lo que no es conveniente cargarlo demasiado.

  3. 3

    Vuelve a unir con los tornillos las mitades del infusor. Colócalo dentro de una tetera o de una taza llena de agua caliente. Cuanto más grande sea el infusor, más grande deberá ser el recipiente en el cual se introduce.

  4. 4

    Una vez que la bebida ha alcanzado la concentración que deseas, retíralo. La mayoría tiene una cadenita que puedes colgar del borde del recipiente. De esta manera, lo puedes recuperar fácilmente. Si no la tiene, utiliza una cucharita.

    Infusores de malla

  1. 1

    Llena una tetera o una taza con agua caliente.

  2. 2

    Verifica que el infusor de malla tenga el tamaño adecuado para el recipiente elegido. Debe poder apoyarse en su borde con la esfera sumergida en el agua caliente.

  3. 3

    Coloca dentro del infusor hojas de té o de hierbas. Asegúrate de sumergirlas por completo dentro del agua.

  4. 4

    Déjalo reposar en el agua caliente hasta que alcance la fuerza que deseas. Una vez que el té está listo, retíralo para evitar una concentración excesiva.

Consejos y advertencias

  • Si no tienes hojas de té, pero igualmente deseas utilizar un infusor, corta la punta de un saquito y vierte el contenido dentro de él.
  • Puedes preparar unos ricos tés con especias que se utilizan en la cocina como la menta y el romero.
  • Una bebida preparada con hierbas, sin ningún componente de la planta de té o camellia sinensis, se denomina "Infusión"; no es té.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles